Menú

Cristian Conejeros
Médico Veterinario Homeópata

Hola, ¿cómo están? Mi nombre es Cristian Conejeros, soy médico veterinario homeópata, y a partir de hoy quisiera compartir con ustedes sobre la importancia que tiene una correcta nutrición para nuestras mascotas, y cómo esta tiene una influencia directa en la mantención y mejoría de la salud.

Para comenzar, en esta ocasión partiremos hablando sobre ácidos grasos esenciales. ¿Qué significa esencial? En nutrición significa que son ácidos grasos “necesarios” para el funcionamiento normal del individuo, pero que no logra fabricarlos por sí mismo, por tanto, debe incorporarlos a través de la dieta.

¿Qué ácidos grasos esenciales son los más relevantes y cómo se pueden obtener?

El principal ácido graso esencial que las mascotas deben consumir es el omega 3. Si bien existen fuentes naturales de alimentos que aportan omega 3, hay también suplementos que aportan las cantidades adecuadas que el animal necesita en su dieta. Si su mascota recibe una alimentación casera, tiene un mayor porcentaje de incorporación de estos aceites. Ahora, si recibe pellet, dependerá mucho de la buena calidad de estos. En el caso de que el animal esté recibiendo exclusivamente pellet como alimentación, es recomendable que considere realizar suplementación, en pro de su salud.

¿Qué función cumplen los ácidos grasos omega 3?

Estos ácidos grasos mejoran la salud de la piel y el pelo de la mascota, refuerzan la funcionalidad de su sistema inmunológico, contienen DHA (ácido docosahexaenoico) que contribuye al desarrollo cerebral y actúa como antioxidante natural.

¿Cuándo es recomendable darle omega 3 a su perro?

Los cachorros tienen una mayor necesidad de ácidos grasos esenciales de todo tipo, por su estado constante de crecimiento, al igual que las perras gestantes y lactantes. Ahora, como los omega 3 tienen efecto antiinflamatorio, anticoagulante y regulador de colesterol y triglicéridos altos, entonces también son útiles para las mascotas enfermas o que se recuperan de alguna enfermedad crónica como las siguientes:

  • Alergias a la piel o enfermedades autoinmunes
  • Mal estado de piel y pelo
  • Enfermedades inflamatorias
  • Problemas cardiovasculares
  • Colesterol y triglicéridos altos

Si bien los omega 3 contribuirán en estos tipos de patologías, es importante considerar que la dosis varía según peso, estado de la enfermedad y características del animal; por lo tanto, para evidenciar mejores resultados asesórese siempre con un médico veterinario.

Fuentes alimentarias para potenciar los niveles de omega 3 en su mascota:

• Fuentes de origen animal: salmón, atún, mariscos.
• Fuentes de origen vegetal: linaza, chía, nueces.

Finalmente, el uso continuo de los ácidos grasos omega 3 se traduce, a la larga, en una mascota más sana y con mejor calidad de vida. Uno de los mayores indicadores de niveles óptimos de omega 3 en su mascota es su pelaje. Este empezará a cambiar a un pelo más firme y brillante.

Artículo publicado originalmente en la Edición Nº 162 Especial Artritis de El Guardián de la Salud, puedes conseguirla AQUÍ

×