Menú

Por Chepita Fuentes

Hurgo entre mis múltiples archivos, con el deseo de seleccionar algunos sabios consejos para enfrentar el invierno, y siempre llego al baúl de mi abuelita donde, entre amarillos y gastados papeles, encuentro sabiduría ancestral que me conmueve. Y es que por instinto usaban elementos naturales que la ciencia moderna, con toda su tecnología, lo ratifica hoy.

Escarbaremos una receta de mi abuelita, practicada en nuestra familia con mucho éxito, y realizada con un elemento que ustedes seguramente botan a la basura:

El cuesco de palta

Lo más común es hervirlo y endulzarlo con miel para la tos. Pero mamá me lo preparaba para aliviar los vómitos y la diarrea que me daba cuando escondida comía ciruelas verdes, o cuando tenía parásitos intestinales.

Mas la abuela me entrega en sus apuntes una receta novedosa:

Sacarle al cuesco la cáscara café y rallar lo que corresponda a una cucharada sopera de cuesco. Poner a hervir en una ollita con un vaso lleno de agua por 15 minutos agregando el agua que se evapore. Esperar a que se entibie para colocarle un poco de miel si es que no le agrada solo. Se recomienda tomar un poco de este preparado, tibio o frío, en ayunas; puede ser también al acostarse. En casos más graves, tomar un vaso por la mañana y otro al acostarse.

¿Para qué lo puede tomar?

  • Con miel y limón para los resfríos. Aclarar la voz, y mejorar la tos y el dolor de garganta.
  • Controlar diarreas y disenterías.
  • Eliminar lombrices intestinales.
  • Controlar la epilepsia (con hojas de melisa)
  • Aliviar dolores de cabeza.
  • Regular la tiroides (se usa para adelgazar)
  • Fortificar el corazón (cuando se cansa al subir escalas, etc.)
  • Regular el colesterol y los triglicéridos.

Después de que el problema haya desaparecido, descanse y deje que su cuerpo siga trabajando en forma independiente.

También puede hacer esta toma como prevención, y como es agradable, puede tomarlo como tecito de once una vez al mes.

¡Buen provecho!

Quieres conocer todos los maravillosos secretos de nuestra abuelita?, pues anímate y haz click aquí: 

Revista Soluciones Digital Nº17 Los mejores secretos de la abuela

×