Menú

Lo que usted leerÌÁ a continuaciÌ_n es una compilaciÌ_n y adaptaciÌ_n del libro Awakening from Alzheimer‰Ûªs escrito por Peggy Sarlin, reconocida escritora y madre de dos ni̱os quien, preocupada por el bienestar de su familia, se ha dedicado a investigar diferentes temas relacionados con la salud, como los s̼per alimentos de Asia, el peligro de las amalgamas y, en este caso, la enfermedad de Alzheimer. Para su libro, realizÌ_ diversas entrevistas a familiares que lograron revertir los sÌ_ntomas de sus seres queridos afectados con esta enfermedad, y tambiÌ©n a varios doctores que tienen un enfoque mÌÁs integral y natural de la enfermedad y de la salud en general.

El Alzheimer es una enfermedad trÌÁgica, y la medicina convencional sÌ_lo puede ofrecer algunos pocos medicamentos que, tristemente, no ayudan mucho y tienen peligrosos efectos secundarios. Cada dÌ_a, a miles de personas se les diagnostica Alzheimer y se las envÌ_a a casa para ordenar sus asuntos y esperar el progreso inevitable de la enfermedad. Para la gran mayorÌ_a de los mÌ©dicos, se trata de un caso perdido.

Sin embargo, en las palabras del Dr. Fred Pescatore, uno de los muchos brillantes e innovadores mÌ©dicos entrevistados para el libro, ‰ÛÏåÁNo se resigne a su suerte! åÁHay muchas cosas que puede hacer! Y este artÌ_culo habla justamente de esas ‰ÛÏmuchas cosas‰Û.

Por supuesto, cada persona es diferente, por lo que algunas responderÌÁn muy bien a la homeopatÌ_a por ejemplo, mientras que otras no tanto. Sin embargo, lo importante es permanecer optimista y seguir intentando.

åÀQuÌ© es el Alzheimer?

Alzheimer es el nombre que se le dio a la enfermedad que descubriera el doctor alemÌÁn Alois Alzheimer en 1906, cuando al examinar el cerebro de una mujer que habÌ_a muerto a los 55 a̱os de una inusual enfermedad mental, se percatÌ_ de que habÌ_an cambios en el tejido cerebral. Dentro de sus sÌ_ntomas estaban la pÌ©rdida de memoria, problemas del lenguaje y un comportamiento extra̱o.

Al examinar el cerebro, el Dr. Alzheimer encontrÌ_ dos anormalidades: placas y ovillos, que hoy entendemos son caracterÌ_sticos de la enfermedad. Partes del cerebro estaban cubiertas con una placa pegajosa hecha de proteÌ_na beta amiloide, y tambiÌ©n de ovillos neurofibrilares, que son un conglomerado desordenado y anormal de terminaciones nerviosas degeneradas.

Se plantea que ataca al hipocampo, y que a medida de que las placas y los ovillos neurofibrilares crecen, las cÌ©lulas nerviosas del cerebro (neuronas) pierden su capacidad de comunicarse y comienzan a morir, reduciendo la capacidad del cerebro de almacenar y recuperar informaciÌ_n.

EstadÌ_sticamente, esta enfermedad se desarrolla principalmente en personas sobre los 65 a̱os, pero hay un 5% que pueden verse afectados en edades tan tempranas como los 30 a̱os.

En la mayorÌ_a de los casos se desconoce la causa exacta del Alzheimer. Aunque se habla de un factor de riesgo genÌ©tico -‰ÛÒel gen apolipoproteÌ_na E encontrado en el cromosoma 19‰ÛÒ portar este gen no implica necesariamente desarrollar la enfermedad. MÌÁs bien intervienen fuertemente factores medioambientales o de estilo de vida.

‰ÛÏLa explicaciÌ_n mÌÁs lÌ_gica y racional hasta el momento es que los sÌ_ntomas del Alzheimer se producen debido a crisis cerebrales como parte

de la recuperaciÌ_n tras haber vivido un conflicto altamente traumÌÁtico (ver artÌ_culo Epilepsia)‰Û.

Si no se le suministra al cerebro enfermo los nutrientes que necesita para iniciar una recuperaciÌ_n, si no se lo estimula sensorialmente con cambios de ambiente y actividades, y si ademÌÁs se lo medica con drogas que dilatan la enfermedad y en algunos casos incluso la empeoran, el Alzheimer puede progresar en etapas:

Etapa 1: Alzheimer leve, donde se percibe pÌ©rdida de memoria, problemas de lenguaje, cambios en la pers-onalidad, falta de concentraciÌ_n y juicio disminuido. Esta etapa dura entre uno y dos a̱os.

Etapa 2: Alzheimer moderado. Los pacientes estÌÁn desorientados, tienen serios problemas de memoria, insomnio, agresiÌ_n, agitaciÌ_n y pueden necesitar ayuda en las tareas diarias. TambiÌ©n dura entre uno y dos a̱os.

Etapa 3: Alzheimer severo. Los pacientes ya no pueden reconocer a las personas, tienen dificultades para hablar y estÌÁn, por lo general, postrados en cama. Esta etapa puede durar cerca de seis a̱os. El promedio de los pacientes vive unos 8 a̱os despuÌ©s de haber sido diagnosticados.

åÀCÌ_mo alimento al cerebro?

Partamos por lo bÌÁsico, la nutriciÌ_n que nuestro cerebro necesita.

Si usted es de las personas que sigue la dieta tÌ_pica de hoy en dÌ_a, cargada de alimentos envasados, az̼car, carbohidratos refinados y grasas procesadas, entonces estÌÁ privando a su cerebro de los nutrientes que tanto necesita.

Alimentos que potencian al cerebro:

Vegetales (cinco a seis porciones por dÌ_a): verduras de hoja verde; vegetales crucÌ_feros como brÌ_coli, coliflor, berro, repollitos de Bruselas, acelga; cebolla, palta, pimentÌ_n, apio, zanahoria, hinojo, poroto verde, cebollÌ_n, etc.

Pescado (dos o tres porciones a la semana): arenque, caballa, jurel, sardinas, salmÌ_n, rÌ_balo, bacalao, trucha, lenguado, langosta, etc.

Fruta (dos porciones al dÌ_a): manzana, durazno, damasco, berries (frutillas, arÌÁndanos, frambuesas, moras, etc.), frutas cÌ_tricas, uva, kiwi, melÌ_n, ciruela, peras, etc. Demasiada fruta puede producir subidas bruscas de az̼car en sangre, por lo que es bueno apegarse a sÌ_lo dos por dÌ_a, en lo posible de estaciÌ_n.

Carne: pollo, pavo (una porciÌ_n diaria si desea); vacuno y cordero (dos veces por semana).

Semillas y frutos secos (una porciÌ_n de cada uno al dÌ_a): nueces, almendras, casta̱as de caj̼, manÌ_, avellana, pistachos; semillas de calabaza, de girasol, de linaza.

Huevos y lÌÁcteos: huevos preferentemente de campo; lÌÁcteos fermentados, como el kÌ©fir y el yogurt, y quesos blancos como el queso de cabra. (Hasta seis u ocho huevos a la semana, y hasta dos porciones de lÌÁcteos diarios).

ProteÌ_na en polvo: dos cucharadas de proteÌ_na de suero de leche al dÌ_a.

Granos y pan (una o dos porciones diarias): granos enteros, granos germinados, avena, trigo sarraceno, cebada, quinoa, arroz integral, s̩mola, mijo (disponibles en tiendas naturistas o en La Vega Central) y pan integral.

Legumbres (una o dos porciones diarias): lentejas, porotos en todas sus variedades, arvejas, garbanzos.

Hierbas y especias: ajo, c̼rcuma, canela, albahaca, orÌ©gano, romero, estragÌ_n, sal de mar.

Aceites extra virgen: de oliva, de palta, de coco.

Alimentos que perjudican al cerebro:

Harina blanca procesada: pan blanco, galletas, queques, cereal endulzado, pasta.

Alimentos altamente procesados: Alimentos envasados con muchos ingredientes, incluyendo algunos que ni siquiera se pueden identificar.

Alimentos fritos

Cortes grasos de carne: tocino, costillas de cerdo, fiambres y embutidos.

Az̼car y dulces: confiterÌ_a en general (galletitas, caramelos, pasteles, etc), helados, jugos, bebidas gaseosas, cereales endulzados, etc.

Substitutos de az̼car: jarabe de maÌ_z, jarabe de maÌ_z de alta fructosa, az̼car morena/negra, dextrosa, etc. (lea las etiquetas).

Snacks: papas fritas, ramitas, souffle, cabritas, etc.

Aceites hidrogenados: aceite de maÌ_z, de girasol, de canola, de algodÌ_n, margarinas en todas sus versiones.

Alimentos altos en sodio, sal y glutamato monosÌ_dico

Alimentos que debe limitar:

Vegetales ricos en almidÌ_n (no mÌÁs de una porciÌ_n al dÌ_a): choclo, papa, batata, nabo.

Endulzantes naturales (no mÌÁs de una porciÌ_n al dÌ_a): melaza, jarabe de arce, miel.

Siguiendo estas recomendaciones, empiece entonces con un cambio drÌÁstico en su forma de alimentarse o la de quien padece la enfermedad, ya que resulta primordial  darle a ese cerebro da̱ado los nutrientes que necesita para comenzar a fortalecerse.

Y en la prÌ_xima ediciÌ_n, encontrarÌÁ una des-cripciÌ_n detallada de todos los suplementos, vitaminas y minerales que han demostrado tener un efecto positivo en las personas que padecen Alzheimer, no sÌ_lo deteniendo el progreso de la enfermedad, sino que en muchos casos, revirtiÌ©ndola.

Actualmente existen 4 fÌÁrmacos aprobados por la FDA de EE.UU. para tratar la enfermedad que se usan tambiÌ©n en Chile: rivastigmina, donepezilo y galantamina para tratar Alzheimer leve a moderado, y memantina para tratar Alzheimer moderado a severo. Sin embargo, estos fÌÁrmacos no cambian el proceso subyacente de la enfermedad, son efectivos para algunas pero no para todas las personas, y muchos ayudan sÌ_lo por un tiempo limitado. AdemÌÁs, pueden tener peligrosos efectos secundarios que, irÌ_nicamente, pueden imitar los mismos sÌ_ntomas del Alzheimer, tales como depresiÌ_n, cambios en el estado de ÌÁnimo, confusiÌ_n y alucinaciones.

×