Menú
Compartir

Cuando la situación del coronavirus no te deja dormir

A muchos nos ocurre que, en determinadas situaciones, como la actual causada por el COVID-19, nos cuesta conciliar el sueño. Existen muchos factores por los que uno puede encontrar dificultades a la hora de dormir, pero suele deberse al estrés. Incluso si conseguimos dormir, el sueño puede ser menos profundo, lo que nos impide descansar todo lo que debemos y terminamos por acarrear este malestar durante el resto del día.

La instigación de noticias por parte de los medios nos genera ansiedad. Es normal estar alerta ante situaciones de cambio, en especial en la actualidad, en la que todos tenemos familiares por los que temer, negocios u otros aspectos, pero hemos de procurar que eso no derive en preocupaciones excesivas.

¿A qué se debe que no pueda dormir? El estrés acaba produciendo en nuestro cerebro una reacción parecida a la que produce la cafeína. El propio cerebro la produce y hace que nos mantengamos despiertos. De hecho, el trastorno del sueño más relacionado con niveles de ansiedad es el insomnio.

Según los profesionales del institutoeuropeodelsueno.cl, existen dos tipos fundamentales de insomnio: el de conciliación y el de mantenimiento. El primero hace referencia a cuando directamente no podemos quedarnos dormidos, y el segundo, a cuando no podemos mantener el sueño a lo largo de la noche.

Recomendaciones para desactivar nuestro reloj cerebral y disminuir el estrés

Los seres humanos contamos con un grupo de neuronas que tienen la capacidad de mandar señales al resto del cerebro, tanto de activación como de inhibición. Estas neuronas siguen un ritmo propio, como un reloj que debemos desconectar a la hora de dormir.

  1. Primero, es importante bajar todas las persianas o cerrar las cortinas que informen a nuestro reloj cerebral que hay luz en el exterior. Nuestro descanso está condicionado por la luz ambiental.
  2. Rutina. Para que nuestro cerebro pueda llegar correctamente a la fase REM necesita regularidad. Trata de cumplir con horarios regulares para acostarte y levantarte, ya que estos hábitos te beneficiarán en el corto/mediano plazo.
  3. Di adiós a smartphones, tablets y televisión antes de dormir. De hecho, un gran número de enfermedades y desórdenes relacionados con el sueño se deben a quedarnos dormidos viendo algo en la tele. Lo más importante para evitar que estos aparatos afecten nuestro sueño, es dejar de utilizarlos dos horas antes de irnos a dormir, y no acudir a ellos si nos despertamos en mitad de la noche.

Continuando en esta línea, es preferible que tampoco duermas cerca de dispositivos que se estén cargando o estén en modo standby, ya que hay estudios que advierten que hacerlo, puede perjudicar nuestra salud futura y derivar en posibles patologías como diabetes, obesidad y depresión.

  1. Otra alteración del sueño que según la neuróloga del Instituto Europeo del Sueño está a la orden del día, es la práctica de horarios de sueño libres. Hay que evitarlos a toda costa. Se aprecia sobre todo en los adolescentes, pero la importancia de no caer en ello se relaciona con la necesidad de mantener la rutina que comentábamos anteriormente.
  2. Es fundamental enfrentarse a estos días de cuarentena con una actitud positiva y no subestimar el poder de la mente; todo funciona mejor cuando nos visualizamos estando bien. Asimismo, evita leer noticias a todas horas y de cualquier parte. Primero, intenta estar al tanto, si así lo deseas, una o dos veces al día, pero no dejes que el virus sea tu ‘mono tema’. Segundo, ya que vas a informarte, hazlo única y exclusivamente de la mano de las fuentes oficiales. Ignora bulos que solo incrementan la sensación de agobio y miedo.

Naturalmente, si experimentas alguno de los desórdenes del sueño que hemos mencionado, es preferible que acudas a un profesional, quien podrá realizar una evaluación médica que ayude a determinar el trastorno por el que estás atravesando, y te dé el tratamiento específico para tu caso.

En la web del Instituto Europeo del Sueño han habilitado consultas online, telefónicas o a través de plataformas digitales como Skype para más información. También puedes leer en su página importantes recomendaciones y consejos positivos para tu descanso.

Compartir
×