Menú

La quercetina es un tipo de flavonoide que funciona como antioxidante, antiinflamatorio y antihistamínico. Consumir cantidades suficientes de quercetina puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, hipertensión, colesterol alto, cáncer, alergias y asma, de acuerdo al Centro Médico de la Universidad de Maryland, EE.UU. Fuentes dietarias: Las mejores fuentes de quercetina son: manzana (en especial la cáscara), fruta cítrica, cebolla, perejil, vino tinto y té. Otros alimentos que también contienen quercetina son: porotos, arándanos, moras, cerezas, uvas, trigo sarraceno, vegetales de hoja verde y aceite de oliva.

 

 

Compilado por Ruth Modra, Naturópata Holístico / Editora ejecutiva de El Guardián de la Salud.

Hace ya algún tiempo fue presentada en el programa televisivo del Dr. Oz, ésta es una bebida simple y refrescante que puede preparar de manera rápida y fácil para aumentar su metabolismo, ayudar a desintoxicar su cuerpo, bloquear la formación de células grasas y controlar su apetito. La razón por la que esta simple bebida es tan efectiva haciendo todos estos procesos, es por la quercetina, un flavonoide derivado del reino vegetal o un pigmento de las plantas que actúa como antioxidante y es abundante en frutas como los cítricos.

La quercetina es conocida por estimular la producción de insulina y ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre, lo que nos hace sentir mejor física y emocionalmente. El azúcar sanguínea balanceada también reduce los antojos y fomenta una baja de peso saludable. Además, en estudios con ratones, la quercetina ha demostrado estimular la producción de energía a nivel celular y ayudar a aumentar la resistencia física.

Ingredientes para tres vasos:

– 750 ml de agua (idealmente purificada o de una fuente natural)

– 3 rodajas de pomelo o limón

– 3 mandarinas o una naranja grande

– 1 pepino grande

– 6 hojas de menta (deben ser frescas, si tiene problemas para almacenarlas porque se marchitan, puede congelarlas en cubos de hielo)

– Hielo, tanto como guste.

Preparación: Lave todos los ingredientes. Corte el pepino, el pomelo y las mandarinas en rodajas (si no son orgánicos, pélelos antes de cortar). Combine todos los ingredientes (frutas, vegetales, agua y hielo) en una jarra grande, revuelva suavemente y beba durante el día. Debería beber al menos tres vasos grandes por día, siempre un mínimo de 30 minutos antes de las comidas, y puede prepararlo con anticipación ya que entre más reposa, mejor sabe.

Todos los ingredientes aportan vitamina C (aunque puede adicionar vitamina C pura extra si lo desea), lo que ayuda a convertir la grasa en combustible.

La mandarina aumenta la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a estabilizar el azúcar sanguínea y a quemar grasa como combustible. El pepino produce saciedad y es un diurético natural. Y las hojas de menta son grandiosas para la digestión.

Esta bebida es apta para diabéticos; se pueden consumir los ingredientes al final del día; y si quiere obtener un aporte de fibra adicional y no le molesta el sabor, incluso puede licuar todos los ingredientes y beberlo como batido. ¡Tómelo por diez días y vea cómo le resulta!

Fuentes: https://fasttracktofatloss.com/ Presentación del video en inglés en: http:// www.youtube.com/watch?v=54Vm9e4qMtU

Este artículo fue publicado originalmente en la edición 114, pagina 24 de el Guardián de la Salud.

Te gustaría aprender más de remedios naturales efectivos? Todo lo que necesitas saber puedes encontrarlo haciendo click aquí.

 

×