Dra. Viera Scheibner, nuevas conclusiones sobre la vacunación

“La vacuna contra el sarampión en EE.UU., y en un montón de otros lugares, comenzó a principios de 1960, cuando el sarampión se adentraba hacia su caída por 18 años consecutivos. Por eso es que la vacuna parece bajar su incidencia; sin embargo, esto es solo coincidencia de la dinámica natural del sarampión”.

“La vacuna contra el sarampión en EE.UU., y en un... seguir leyendo

Viera Scheibner (Viera Sheibnerová) nació el 27 de marzo de 1935, en Bratislava (ex Checoslovaquia). Después de haber formado familia estudió micropaleontología (fósiles microscópicos) y en 1964 obtuvo el grado de Doctor en Ciencias Naturales en la Universidad Jan Amos Comenius en Bratislava. Luego emigró a Australia, donde se desempeñó como científico principal de investigación del Departamento de Recursos Minerales hasta su jubilación en 1987.

Antes de decidirse por la geología, la Dra. Viera alcanzó a estudiar un año de medicina, sin saber que tras su jubilación volvería a relacionarse con la salud humana y, en especial con las vacunas, a raíz de una máquina (Cotwatch) diseñada por su marido para monitorear/registrar los patrones de respiración infantil al dormir.

Defendiendo a las víctimas del daño colateral

En una de sus muchas publicaciones, la doctora Viera Scheibner afirma que existe evidencia científica que muestra que los bebés pueden tener reacciones adversas graves después de la vacunación, y que las vacunas son la causa más probable de muchos casos de muerte súbita (SIDS) y síndrome del bebé sacudido (SBS).

“Todos los bebés estudiados que murieron súbitamente muestran que fue consecuencia directa de la vacuna DPT (difteria, pertusis y tétano) y la OPV (antipoliomielítica oral), demostrado en meses de estudio… Nuestros registros realizados con la máquina Cotwatch demuestran que existe un incremento en el estrés respiratorio por más de seis semanas después de la vacuna”.

Uno de los puntos claves en sus planteamientos, es que después de recibir la vacuna DPT (difteria, pertussis y tétanos) y OPV (anti poliomelítica oral), muchos niños reaccionan con los mismos síntomas que tendría un niño que ha sido golpeado. La doctora Scheibner afirma tajantemente que todos los casos que ella ha estudiado de bebés muertos por “síndrome del bebé sacudido” habían sido vacunados dentro de los 21 días previos a la aparición de los síntomas de este síndrome. “Hay una cantidad importante de datos científicos que demuestran que las vacunas pueden causar serios trastornos en todos los sistemas del cuerpo, que resultan en graves lesiones, incluso muerte, particularmente en bebés. La causa de estas lesiones está siendo malinterpretada como un trauma infringido por un tercero”.

La inefectividad de las vacunas

Otra de sus afirmaciones es que las vacunas nada tienen que ver con la erradicación de las enfermedades que dicen prevenir.

“La vacuna contra el sarampión en EE.UU., y en un montón de otros lugares, comenzó a principios de 1960, en la época donde el sarampión ya estaba siendo abatido y se adentraba hacia su caída por 18 años consecutivos. Por eso es que la vacuna parece bajar su incidencia; sin embargo, esto es solo coincidencia de la dinámica natural del sarampión”.

Tras pasar años estudiando cientos de informes y estudios oficiales publicados por la medicina ortodoxa respecto a la vacunación, en 1993 publicó el libro “Vaccination: 100 Years of Orthodox Research Shows that Vaccines Represent a Medical Assault on the Immune System” (Vacunación: 100 Años de Investigación Ortodoxa Demuestran que las Vacunas Representan un Asalto Médico al Sistema Inmune).

La doctora Scheibner ha reunido un bloque de evidencia científica sólido, extenso e irrefutable documentando a las vacunas como inefectivas en la prevención de enfermedades, y ha advertido –en más de una oportunidad– sobre la variedad de graves peligros como lo son las hemorragias cerebrales y otros problemas al cerebro, las hemorragias retinales y las muertes por vacunas.

Gracias a la investigación expuesta directamente al público por la Dra. Scheibner (a pesar de ser fuertemente criticada por innumerables detractores que no están de acuerdo con las conclusiones a las cuales ella ha llegado), han surgido varios investigadores independientes más jóvenes y, específicamente en Australia, se ha abierto un interesantísimo debate sobre si son aceptables, justificados, reales y necesarios de correr o no los riesgos involucrados en la vacunación.

Liderando este movimiento está una agrupación de padres y profesionales de la salud llamado Australian Vaccination-skeptics Network Inc. (AVN – Red Australiana de Escépticos de la Vacunación), cuyos miembros han dedicado mucho esfuerzo y gran capacidad de comprensión al análisis de los datos oficiales disponibles sobre vacunación, al punto de ser capaces de debatir directamente con médicos y otros expertos en vacunación sobre cómo las cifras históricas de muertes demuestran que NO está comprobado que la disminución de la mortalidad de esas enfermedades se deba al uso de vacunas.

Detractores

Tanto la Dra. Viera Scheibner como la Red Australiana de Escépticos de la Vacunación tienen una gran cantidad de detractores que cuestionan la “calidad de la ciencia” y fuentes que utilizan, acusándolos de ser “desordenados” en su análisis e incluso “descaradamente deshonestos”. Fuertes críticas y calificaciones han escalado a lenguaje abusivo y actitudes denigrantes o hasta amenazantes en algunos casos.

Te sugerimos leer “Cuando los debates en salud pública se vuelven ofensivos”, que resume este fenómeno en Australia.

Incansable activismo para informar a los padres

Desde 1994, la doctora Scheibner ha viajado extensamente por Australia, Europa, Reino Unido, República de Irlanda, Escandinavia, Estados Unidos y Canadá, presentando seminarios sobre los peligros y la inefectividad de las vacunas.

Sus investigaciones en vacunación han culminado, hasta ahora, con dos libros y una gran cantidad de papers (informes) presentados en varias publicaciones médicas y de salud. También ha dado seminarios internacionales para presentar los resultados de su investigación a padres, médicos, profesionales de la salud e interesados. Y además ha servido de perito experto en numerosos juicios en relación a muertes y lesiones provocadas por las vacunas.

Por Paulina Pizarro y Ruth Modra

Fuentes:

www.medicalveritas.com/MVIEditors.htm

www.vierascheibner.org/

“Vaccination and the Dynamics of Critical Days” por Viera Scheibner, PhD, 2004.

“Measles Vaccines Part I; Ineffectiveness of Vaccination and Unintended Consequences”, por Viera Scheibner, PhD