Úlcera gástrica – Alimentación para aliviarla

Una úlcera estomacal (úlcera gástrica) es una llaga abierta en el revestimiento del estómago. Es un tipo de úlcera péptica, lo que significa que tiene que ver con el ácido estomacal. Dependiendo de la magnitud de la herida, las úlceras pueden llegar a ser muy dolorosas.

La causa más común de las úlceras estomacales (aparte de su relación aparente con la bacteria Helicobacter pylori o H. pylori), suele ser el uso excesivo de analgésicos como la aspirina, y otros antiinflamatorios no esteroides (AINEs), como el ibuprofeno o el naproxeno.

El tratamiento convencional de la úlcera péptica se enfoca en controlar las bacterias y reducir el nivel de ácido en el estómago para aliviar el dolor y estimular la curación. Esto se hace por medio de una combinación de antibióticos más un medicamento para reducir o neutralizar el ácido estomacal (como el omeprazol).

Tratamiento del Dr. Weil

La recomendación del Dr. Weil se enfoca, principalmente, en hacer cambios en la alimentación con el fin de desinflamar y acelerar la curación de la herida. Para ello sugiere lo siguiente:

Evite el café (incluido el café descafeinado) y otras fuentes de cafeína, así como el alcohol, las bebidas gaseosas y el tabaco. Puede sustituirlo por té verde, que es una rica fuente de flavonoides.

Evite la leche y sus derivados, ya que aumentan la secreción de ácido.

No permita que su estómago quede vacío por largos períodos de tiempo. Coma cantidades más pequeñas de alimentos, pero con más frecuencia.

Beba té de menta y/o manzanilla varias veces al día. Ambos calman el revestimiento del tracto digestivo; sin embargo, si le han diagnosticado reflujo gastroesofágico es mejor que evite la menta, ya que puede empeorar los síntomas.

Tome una cucharada de jugo de aloe vera después de las principales comidas, ya que ayuda a la cicatrización de las úlceras.

Endulce con miel. Dependiendo de la planta de la que derive, la miel puede contener hasta 200 elementos, incluidos polifenoles y otros antioxidantes beneficiosos para la salud. Además, actúa como un poderoso antibacteriano, pudiendo incluso inhibir el crecimiento de la H. pylori. Siempre y cuando sus niveles de azúcar en sangre estén normales, puede disfrutar de la miel como lo haría con cualquier endulzante, con la ventaja de que al mismo está ayudando a calmar y curar su úlcera.

A modo de prevención, asegúrese de consumir alimentos ricos en vitamina C. Si no tolera bien las fuentes ácidas como las frutas cítricas y los tomates, pruebe con manzanas, espárragos, berries, brócoli, repollo, melón, sandía, coliflor, kiwi, verduras de hoja verde oscura como la espinaca, pimientos (especialmente rojos) y papas.

Realice serios esfuerzos para neutralizar el estrés en su vida. Esto puede ser mediante la práctica de técnicas de control de estrés, como ejercicios de respiración, meditación, actividades de esparcimiento, lectura, etc. También procure, dentro de lo posible, alejarse de personas negativas o pesimistas.

 

El Dr. Andrew Thomas Weil es un famoso médico estadounidense que es también autor, portavoz y difusor de la salud natural, tanto holística como integrativa.

 

 

 

 

 

Fuentes:

www.drweil.com

www.healthline.com

 

Puedes encontrar este y otros artículos de interesantes temas en la Edición nº175 de El Guardián de la Salud en versión digital pinchando AQUÍ