Señales que nos indican deficiencia de calcio en el cuerpo

El calcio (Ca) es un mineral que el cuerpo necesita para desempeñar numerosas funciones.

El calcio (Ca) es un mineral que el cuerpo necesita... seguir leyendo

¿Qué es el calcio y cómo lo obtenemos?

El calcio (Ca) es un mineral que el cuerpo necesita para desempeñar numerosas funciones. Por ejemplo: creación y mantenimiento de huesos y dientes, coagulación de la sangre, transmisión de impulsos nerviosos y regulación del ritmo cardíaco. El 99% del calcio del cuerpo humano está concentrado en huesos y dientes. El 1 % restante se encuentra en la sangre y en otros tejidos.

El organismo obtiene calcio de dos maneras. Primero, por el consumo de alimentos y/o suplementos que frecuentemente contienen vitamina D. Ingerir calcio junto a esta vitamina es más beneficioso para la salud de los huesos.

La segunda forma en que el organismo obtiene calcio es cuando lo arranca de los huesos. Ello ocurre cuando los niveles de calcio en la sangre bajan mucho. El calcio que se toma de los huesos eventualmente debería ser reemplazado, pero esto no siempre sucede.

Fuentes naturales de calcio

Consumimos calcio a través del agua que bebemos. También a través de ciertos alimentos, en especial lácteos como la leche y sus derivados. En particular, los quesos. Por otro lado, también son fuente de calcio los frutos secos, las legumbres, la yema de huevo, los vegetales de hoja verde, los mariscos y las sardinas (con espinas).

Señales que nos alertan de una deficiencia de calcio en el cuerpo

Se estima que un 70% del sistema óseo está compuesto por calcio. Este mineral también desempeña un rol fundamental en la salud del sistema nervioso y en las células de todo el organismo. De hecho, está comprobado que participa en la coagulación de la sangre, regula el ritmo cardíaco y permite la relajación y contracción de los músculos. Por tan importantes funciones, no es de extrañar que su carencia pueda originar patologías crónicas. Entre ellas osteoporosis, problemas articulares y condiciones cardiovasculares.

Para descubrir de forma oportuna una deficiencia, basta tener en cuenta algunas señales que el cuerpo envía, síntomas que parecen no tener relación con los huesos, pero que sin duda se producen por ausencia de Ca.

Calambres musculares: Pueden ser resultado de una sobrecarga de tareas sobre el músculo, o de la carencia de potasio. No obstante, cuando se producen con frecuencia, pueden ser indicio de falta de calcio en los huesos. Si el dolor aparece en muslos, pantorrillas y brazos, considere aumentar el consumo de calcio en su dieta.

Insomnio: Muchos trastornos de sueño con regularidad son resultado de una disminución en los niveles de calcio. El insomnio o las interrupciones de sueño constantes indican que el organismo necesita más de este nutriente.

Problemas en los dientes: Los dientes tienen un alto contenido de este mineral. Si presenta caries, infecciones dentales o fragilidad, podría tener deficiencia de calcio.

Piel seca y uñas débiles: Por participar en la regeneración celular, el calcio desempeña un importante papel en la restauración de la piel y de las uñas. Cuando no hay cantidad suficiente de Ca, es común que se presenten problemas como sequedad y agrietamiento de la piel, además de quiebre de uñas.

Trastornos capilares: La sequedad, la caída y la fragilidad del cabello son muestras suficientes de deficiencia de nutrientes importantes. Ello, independiente de que puedan ocurrir por otras razones. La falta de calcio podría generar trastornos capilares.

Dolor articular y óseo: El dolor óseo indica reparación. En el caso de los niños, refleja la presión que recibe el periostio (piel del hueso) por los cambios propios del desarrollo.

Presión arterial alta: Muchos son los minerales que participan en la regulación de la presión arterial. El calcio es uno de los responsables de mantenerla bajo control. Un desequilibrio podría causar hipertensión.

Dolores menstruales: Aunque estos dolores pueden variar de mujer en mujer, y originarse por cambios hormonales, en algunos casos podrían tener relación con la cantidad de calcio en el organismo. Está demostrado que un índice adecuado de calcio en la sangre puede disminuir los episodios de dolor e hinchazón abdominal, retención de líquidos, ansiedad e incluso depresión. Si usted es de las que pasa este ciclo sin dolor, pero de repente ello cambia, sus niveles de Ca podrían estar disminuyendo.

Fracturas en los huesos: La carencia de calcio en huesos puede originar fracturas o esguinces en los tendones. Sin calcio, la densidad ósea disminuye. El Ca es esencial para conservar huesos fuertes y su deficiencia podría causar enfermedades como la osteoporosis.

¿Qué alimentos son descalcificantes?

Para mantener una buena salud en nuestros huesos, es preciso tener en cuenta qué alimentos absorben calcio de nuestro organismo.

Sodio

El exceso de sal aumenta la excreción de calcio por la orina. Es importante que usted reduzca la cantidad de sal que usa para preparar sus alimentos. Y en lo posible, no lleve el salero a la mesa. La cantidad máxima a consumir por día debe ser de hasta dos gramos. Reemplácela por sal de mar. Es la mejor opción, ya que contiene sólo un 3% de cloruro de sodio (sal de mesa).

Por otra parte, la falta de calcio podría ser resultado de una ausencia de magnesio en su dieta. El magnesio equilibra los niveles de fósforo en el organismo, mineral que permite una correcta absorción del calcio. El magnesio también influye en la actividad de la vitamina D y en la función paratiroidea. Otra vitamina fundamental para la absorción de calcio es la vitamina C, que disminuye la excreción de calcio a través de la orina.

La vitamina C disminuye el exalato de calcio. En consecuencia, reduce las probabilidades de formar litos de calcio en los riñones (cálculos). Justo lo contrario a lo que muchos nos dijeron.

Tabaco

Si bien no es un alimento, está dentro de los descalcificantes más importantes. Las personas que fuman son más vulnerables a perder calcio, sobre todo mujeres después de la menopausia.

Bebidas azucaradas

El azúcar daña la flora intestinal, donde se absorbe el calcio.

¿Cómo controlar la ingesta de alimentos descalcificantes?

El problema reside en que los alimentos que quitan calcio aportan fósforo, que es vital para un correcto funcionamiento a nivel cerebral, cardíaco, muscular, óseo y para obtener energía, entre otros.

El fósforo es indispensable en las etapas de crecimiento y desarrollo de los niños. Es preciso buscar un equilibrio o bien aumentar los alimentos que ofrecen más calcio. Por ejemplo: lácteos, verduras de hojas verdes, sésamo, almendras, dátiles, higos secos, pasas de uva, cítricos (naranja, limón, pomelo), kiwi, moras, frambuesas, papayas, zanahorias,  repollo, porotos verdes, cebollas, puerros, alcachofas, apio, nabo, endibias, coliflor y algas.

Antes de consumir algún suplemento de calcio, o de hacer un cambio drástico en su dieta, acuda a un terapeuta. Éste lo ayudará a encontrar la mejor manera de satisfacer las necesidades de su organismo.

Fuentes:

-www.vivirenbienestar.com/2011/12/cual-es-la-mejor-fuente-de-calcio-para.html#.VpUiZRXhAdU

-www.guioteca.com/vegetarianismo/el-mito-del-calcio-exceso-podria-causar-osteoporosis/

-www.zonadiet.com/nutricion/calcio.htm