Reumatismo, orientación para mejorar la calidad de vida

Paola Ramírez Vega

Nutriterapeuta en Medicina Ortomolecular

INLAKECH.BIOCOSMETICA@GMAIL.COM

 

Uno de los conceptos médicos de moda este último tiempo es el temido reumatismo, término con el cual se bautizó al conjunto de procesos inflamatorios que perjudican al sistema locomotor, como articulaciones, huesos y musculatura.

El reumatismo se divide en dos tipos: el llamado articular, que afecta la membrana sinovial y zonas cartilaginosas, y el de tipo no articular, el cual es provocado por múltiples inflamaciones de las estructuras periarticulares, como músculos y tendones.

En la amplia familia del reumatismo encontramos múltiples patologías del sistema músculo-esquelético, como artropatías degenerativas: artrosis, osteoartritis, espondiloartrosis; inflamatorias: artritis en todas sus ramas, espondilitis anquilosante y gota; las del tejido conectivo: lupus erimatoso, la esclerosis sistémica y síndrome de Sjögren; las de los tejidos blandos: fibromialgia, bursitis y tendinitis; las de los huesos: osteoporosis, raquitismo, condromalacia rotuliana, etc. Estas son patologías a modo de ejemplo, ya que el reumatismo comprende muchas más.

¿Cómo se manifiesta?

Su manifestación más evidente y común es el dolor, el cual varía en su intensidad de acuerdo con la patología en curso. A veces, además del proceso inflamatorio y dolor, hay fiebre y también sensación de rigidez articular y entumecimiento.

Debido a los malestares, cualquier forma de reumatismo agota, limita la movilidad y en casos más avanzados puede llegarse a las deformaciones, invalidez y alteración de otros sistemas de nuestro organismo.

Por otro lado, esta incapacidad funcional conduce, en muchos casos, a una mayor desvalorización física, psicológica y social. Por ello, hay que tratar de ser empático con quien padece alguna de estas patologías, ya que se tornan en muchos casos irritables y depresivos.

Mejorando la calidad de vida

Terapia de contacto: Lo primero que se debe tratar es el factor emocional. Hay que “apapacharlos”, tocarlos, abrazarlos y hacerlos sentir valiosos; no restringirlos, sino que permitirles siempre hacer sus cosas en la medida que estas no les causen mayores malestares. Hacerles masajes. Invitarlos a pasear del brazo, a tomar solcito, escucharlos y amarlos mucho será, sin duda, una primera terapia que dará frutos en el enfermo y su entorno familiar. Una buena terapia de contacto extra es la biodanza; si el paciente tiene la opción de practicarla no lo debe pensar dos veces.

Tai chi: Es un ejercicio que realiza múltiples ejercicios controlados y estilizados. Diversos estudios lo avalan debido a que su práctica es sumamente eficaz en el manejo del dolor y en la reducción de la misma, así como también en la disminución de la rigidez y fatiga en múltiples enfermedades reumáticas. Es un ejercicio de bajo impacto, en el que se mantiene trabajando los músculos de manera considerable y se combinan la relajación, el movimiento y la respiración profunda.

Nutriterapia: La alimentación juega un rol importantísimo. Con ella podemos eliminar toxinas, oxigenar nuestro organismo y, consecuentemente, reducir los niveles de inflamación.

Mantenga su organismo bien hidratado y consuma alimentos naturales altos en proteínas, vitaminas y ácidos grasos esenciales. Evite los alimentos refinados, como harinas de trigo, azúcar, bebidas gaseosas y alcohólicas, aceites hidrogenados de cualquier marca, comida chatarra y frituras.

 

  • Zumoterapia para controlar la inflamación (beber idealmente 2 veces al día)

– 1 manzana

– 6 cucharadas de gel de aloe vera natural (hoja de aloe)

– 1 rama de apio

– 1 cucharadita de jengibre fresco rallado

– Agua

Coloque todos los ingredientes en la licuadora. Beba de forma in-mediata, sin guardarlo, ya que se oxida y no servirá para realizar esta terapia.

  • Infusión antiinflamatoria de jengibre

Ralle media cucharadita de jengibre crudo fresco, póngalo en una taza junto con el jugo de medio limón y agréguele agua hirviendo. Deje reposar 5 minutos y beba.

  • Decocción de cola de caballo

La cola de caballo es una hierba diurética, por lo tanto disminuye el dolor provocado por la inflamación.

Ponga dos puñados de cola de caballo en una olla con 1 litro de agua fría. Deje que hierva 2 min y apague. Repose por 5 minutos y sirva.

  • Suplementación desintoxicante, analgésica, antiinflamatoria y productora de colágeno.

– Omega 3 de sardinas de 1000 mg: una cápsula después de cada comida.

– Calcio (con vitamina D3)1000 mg: mañana, tarde y noche.

– Vitamina C pura 1000 mg: 3 veces por día.

– Glutamina 1000 mg: por las noches.

 

Fuentes:

-http://publicacionesmedicina.uc.cl/ApuntesReumatologia/QueEsReumatismo.html

-www.enbuenasmanos.com/reumatismo

-https://artricenter.org/2012/09/10/losbeneficios-del-tai-chi-para-el-control-del-doloren-las-enfermedades-reumaticas/

-http://alimentosparacurar.com/remedioscaseros/n/1801/tratamientos-naturales-para-elreumatismo.html

 

Puedes encontrar este y otros artículos de interesantes temas en la Edición nº148 de El Guardián de la Salud en versión digital pinchando AQUÍ