Remedios Caseros para 7 Dolencias Comunes

Las prácticas de sanación de antaño; los remedios naturales que pasaban de generación en generación, cayeron al olvido con la llegada de la medicina moderna que tiene una pastilla para cada dolencia posible. ¿Pero esto significa entonces que la abuela, y todas las mujeres antes de ella, estaban equivocadas?

Las prácticas de sanación de antaño; los remedios naturales que... seguir leyendo

Extracto de un artículo del Dr. Joseph Mercola

WWW.MERCOLA.COM

Las prácticas de sanación de antaño; los remedios naturales que pasaban de generación en generación, cayeron al olvido con la llegada de la medicina moderna que tiene una pastilla para cada dolencia posible. ¿Pero esto significa entonces que la abuela, y todas las mujeres antes de ella, estaban equivocadas?

Por supuesto que no.

De hecho, muchas de las dolencias que experimentamos pueden ser atendidas usando medios naturales muy simples.

A continuación,  siete ejemplos con soluciones prácticas y efectivas:

1.    Mareos en viajes
Las aceitunas pueden ser de ayuda en estos casos, pero el jengibre es mucho mejor. Se usa tradicionalmente para tratar las náuseas, pero también parece funcionar muy bien contra los mareos en viaje. Para hacer una infusión, corte en rodajas una pequeña cantidad de jengibre fresco y déjelo reposar en agua caliente de 30 segundos a varios minutos. El jengibre es muy potente, así que pruébelo en intervalos regulares de unos 30 segundos – se puede poner muy fuerte rápidamente. Como alternativa, puede tomar media cucharadita de jengibre fresco finamente cortado y tragarlo entero.
Estas medidas han funcionado casi en todos los casos.
Además del jengibre, la Universidad del Centro Médico de Maryland, EE.UU., sugiere también usar menta. Para preparar un té con menta seca, agregue una cucharadita de la hierba en un colador de té, y póngalo en una taza de agua caliente. Evite agregarle azúcar. Si el sabor dulce es absolutamente necesario, entonces puede ponerle unas gotas de estevia líquida.

 

 

2.    Mal aliento
Si bien se ha recomendado el yogurt para el mal aliento, el problema con esta recomendación está en los detalles, porque la mayoría de los yogures que uno encuentra hoy vienen llenos de azúcar y hechos con leche pasteurizada. Usted NO quiere usar los yogures comerciales porque estos le harán más mal que bien.
Sólo use yogurt casero fermentado, tal como el kéfir hecho de leche cruda sin adición de azúcar. Otra alternativa es consumir alimentos tradicionalmente fermentados como el tempeh, o tomar probióticos de buena calidad.

¿Cómo es que estos tipos de alimentos y bacterias pueden ayudar contra el mal aliento?
La halitosis o el mal aliento es causado comúnmente por enfermedades sistémicas, gastrointestinales, desórdenes del tracto respiratorio superior, y/o un metabolismo microbiano en la lengua, saliva o placa dental. Todos estos son indicadores de un desequilibrio sistémico, que puede ser remediado con probióticos en la forma de un suplemento oral o de alimentos fermentados.
Además de repoblar la bacteria beneficiosa, recomiendo limitar el principal fertilizador para las bacterias que causan el mal aliento, es decir, el AZÚCAR y los granos que rápidamente se convierten en azúcar. Esto significa reducir los alimentos procesados (que son altos tanto en granos como en azúcar/jarabe de maíz de alta fructosa), ya que causan que las bacterias que producen mal olor crezcan fuera de control.
Tenga presente que los enjuagues bucales son sólo efectivos contra el mal aliento causado por factores bucales. Si el problema se produce por un desequilibrio de las bacterias en el tracto digestivo, los enjuagues serán de poca utilidad.

 

3.    Hipo
Definitivamente NO use azúcar para combatir el hipo. Hay opciones mucho mejores que no implican subir la insulina de golpe.
Un método interesante que puede probar es el sgte.: cuando tenga hipo haga que alguien le tape los oídos presionando el trago en ambas orejas mientras usted bebe un vaso LLENO de agua. Este ha sido uno de los remedios más efectivos que he usado para el hipo. Es rara la ocasión en la que no funciona.

 

4.    Eczema
Una forma simple y económica de aliviar la comezón que produce el eczema es poner compresas de agua salada sobre el área afectada. Lo ideal es usar una sal natural de buena calidad, como la sal de mar o sal rosada. Se hace una solución con agua tibia y sal, se remoja un paño y se pone como compresa en el área con comezón. Se sorprenderá al sentir cómo la picazón prácticamente desaparece.
Es importante que también se preocupe de mantener su piel muy bien hidratada. A menudo las cremas para la piel no son la respuesta, usted debe hidratar su piel de adentro hacia fuera incluyendo en su dieta grasa omega 3 de origen animal de alta calidad. También resulta beneficioso incluir un poco de ácido gama linoleico, comúnmente en la forma de aceite de onagra o prímula, ya que esto funciona muy bien para el eczema.

(El omega 3 de origen vegetal, como el presente en las semillas de linaza o cáñamo, si bien es una fuente decente de omega 3 en general, no proveerá el beneficio clínico que usted necesita para reducir la inflamación e irritación en su piel.)
Por su parte, las alergias alimentarias juegan un enorme rol en el eczema. Uno de los alimentos más culpables suele ser el trigo, o más específicamente, el gluten. Una medida sabia a tomar entonces es evitar el trigo y otros granos que contengan gluten.
Al evitar los granos también reducirá la cantidad de azúcar en su sistema, lo que normalizará  los niveles de insulina y reducirá cualquier otro tipo de condiciones inflamatorias que pueda tener, incluyendo la inflamación de su piel.  Otros alérgenos comunes son la leche y los huevos. Recomiendo que pruebe eliminar estos alimentos también. Si alguno de ellos está causando el problema, debería sentir una mejoría en una semana aproximadamente, algunas veces menos, después de eliminar estos alimentos de la dieta.
Finalmente, la vitamina D que se produce por la exposición al sol puede ser su mejor aliado cuando se trata de eczema o de otras condiciones de la piel como la psoriasis.
Lo ideal es obtener la vitamina D de una adecuada exposición al sol, porque la radiación UVB en la piel no sólo metabolizará la vitamina D, sino que también ayudará a restaurar la función óptima de la piel. Una alta exposición a los UVB directamente sobre la piel afectada- ¡pero no tanto como para quemarla! – mejorará de manera importante la calidad de su piel.

 

5.    Hongos en las uñas de los pies
Hace unos años subí un video con la recomendación de usar Vicks VapoRub o Mentholatum para tratar los hongos de las uñas de los pies. La respuesta de mis lectores fue sorprendente – cientos de personas me escribieron para confirmar que ¡realmente funciona!
Según mi experiencia, si un gran número de personas de manera anecdótica confirman algo, probablemente ese algo tiene algún mérito. Entonces, aun cuando no puedo explicar por qué funciona, ciertamente no hace daño intentarlo. Si alguna vez ha tenido hongos en las uñas de los pies, sabe que puede ser un problema muy molesto que puede durar por años sin una solución obvia, por lo que este simple remedio podría ser de gran ayuda para muchos.
Una forma de reducir el riesgo de infecciones micóticas es limitar la ingesta de azúcar, porque ésta alimenta al hongo. Mojar los pies en el mar regularmente también puede ayudar.
Trate también de ventilar sus pies tanto como pueda, mejor aún si puede exponerlos al sol, ya que es la humedad la que hace proliferar los hongos.

 

6.    Dolor de cabeza
Si usted es propenso a sufrir dolores de cabeza, le recomiendo evaluar su estilo de vida para determinar la causa de raíz. Hay muchos tipos de dolores de cabeza, cada uno con su propia serie de desencadenantes.
Para los dolores de cabeza generales que no parecen ser debido a tensión o mala postura, he descubierto que es particularmente efectivo evitar: trigo, granos, azúcar, endulzantes artificiales y preservantes, y todos los líquidos menos el agua. Aquellos que sufren de migrañas recurrentes también deberían seguir este consejo. Sólo recuerde ser constante, ya que los cambios dietarios requieren de cierto tiempo para funcionar.
Las migrañas son también otro tipo común de dolor de cabeza y según mi experiencia, los endulzantes artificiales, en especial el aspartame, desencadena las migrañas en muchas personas. Por lo tanto, evite todos los productos light o diet.

 

7.    Infecciones del tracto respiratorio superior y dolor de garganta
Existe gran cantidad de evidencia que muestra que la vitamina D juega un rol fundamental  en el sistema inmunológico, por lo que mantener niveles óptimos de esta vitamina es la defensa número uno contra las infecciones de todo tipo, incluyendo las del tracto respiratorio superior.
La deficiencia de vitamina D que se produce durante el invierno (ya que es una vitamina que el cuerpo produce en respuesta a la luz del sol) ha estado implicada en el aumento estacional de las gripes y los resfríos, y un número de estudios han sugerido una asociación entre bajos niveles de vitamina D y un mayor riesgo de infecciones respiratorias. 

Otro tratamiento verdaderamente simple y económico que resulta muy efectivo contra las infecciones respiratorias del tracto superior es el que se hace con agua oxigenada.

Muchos pacientes han tenido resultados sorprendentes al tratar los resfríos y la gripe dentro de 12 a 14 horas, cuando se han administrado unas pocas gotas de agua oxigenada o peróxido de hidrógeno al 3% (H202) en cada oído. Escuchará un burbujeo, lo que es completamente normal, y sentirá posiblemente una leve sensación de escozor. Espere hasta que el burbujeo y el escozor se calmen (usualmente entre 5 a 10 minutos), luego seque con un pañuelo y repita con el otro oído.

Para tratar el dolor de garganta, pocos remedios son tan usados y efectivos como la miel. Sólo asegúrese de que sea miel cruda, ya que la mayoría de la miel que se vende es altamente procesada o refinada, lo que, como la mayoría de otros alimentos refinados, puede fomentar la enfermedad y dañar su salud en vez de ayudarlo.

Ref.: http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2011/04/01/7-home-remedies-that-actually-work.aspx