Quistes sebáceos: Molestos pero generalmente inofensivos

Los quistes sebáceos, también conocidos como steatocystomas o multiplex steatocystoma cuando hay múltiples quistes, son protuberancias debajo de la piel, generalmente en forma redonda, pero de diferentes tamaños.

Los quistes sebáceos, también conocidos como steatocystomas o multiplex steatocystoma... seguir leyendo

Iván Soto C.

Iridólogo – Fitoterapeuta Ancestral

Los quistes sebáceos, también conocidos como steatocystomas o multiplex steatocystoma cuando hay múltiples quistes, son protuberancias debajo de la piel, generalmente en forma redonda, pero de diferentes tamaños.

Estos quistes son suaves al tacto y no son cancerosos.  Comúnmente se presentan en el cuero cabelludo, la espalda, la cara y parte superior del brazo, pero pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo excepto las palmas de las manos y plantas de los pies. En los hombres, se pueden notar con frecuencia en el escroto y en el pecho, las zonas donde hay más pelo. Los quistes sebáceos tienen este nombre porque se originan de las glándulas sebáceas, y también debido a que contienen sebo.

Algunas de las causas de los quistes incluyen glándulas sebáceas obstruidas, folículos pilosos inflamados, y la producción excesiva de la hormona testosterona.

Los quistes sebáceos no suelen dar problemas salvo que se infecten.

Cuando esto ocurre suele presentarse enrojecimiento, dolor a la presión y calor al palpar el quiste.

En esta situación, el tratamiento oficial consta de antibióticos en primera instancia, y/o drenaje. En la medicina natural, se promueve el uso de aloe vera de forma tópica para intentar disminuir su tamaño, lo que se complementa idealmente con el drenaje del quiste.

Baños de vapor para prevenir y eliminar

 

El calor húmedo del baño de vapor aplicado a los quistes sebáceos acelera el proceso de drenaje y su cicatrización. El calor dilata los vasos sanguíneos y por lo tanto, mejora el transporte de nutrientes a la zona afectada para que la piel dañada se cure más rápido. También ayuda a mejorar la circulación sanguínea en la zona. Así, el aumento del flujo de sangre puede ayudar a purificar las toxinas posibles causantes de la inflamación.

 

 

 

 

Alimentos recomendados

Con el fin de ayudar a eliminar las toxinas del cuerpo, se insta el consumo de frutas cítricas y berries (frutillas, cerezas, moras, etc.), cereales integrales, verduras ricas en antioxidantes, principalmente de hoja verde oscuro.

 

Cola de caballo

La infusión de cola de caballo también ayuda a que el cuerpo expulse las toxinas y, por ende, es beneficiosa para combatir estos quistes. Puede beber varias tazas al día.

 

 

Vinagre de manzana

Tiene fuertes propiedades antibacterianas, antifúngicas y antisépticas.

De hecho, sus cualidades antimicrobianas son lo que lo convierten en un remedio ideal como agente de limpieza.

Para eliminar las bacterias de los quistes sebáceos limpie la zona tres a cuatro veces al día con una mota de algodón empapado en vinagre de manzana, y deje secar al aire libre. Si siente ardor porque la piel está demasiado sensible, diluya el vinagre en un poco de agua antes de aplicar.

Vitamina C

Sin vitamina C es imposible formar colágeno, independiente de lo bien que usted se alimente. Por lo tanto, para mantener la piel sana debe consumir una importante cantidad de vitamina C. Esta necesidad varía de acuerdo a la mayor o menor exposición a contaminantes, y a la época de la vida en la que se encuentre, como la adolescencia, por ejemplo. Es en esta etapa donde la alimentación no suele ser muy ordenada o de buena calidad, hay una mayor exposición a contaminantes y también una renovación celular más acelerada.

Además de frutas cítrica, pimientos, repollo y brócoli, puede tomar un suplemento de vitamina C, pero asegúrese de que sea pura, sin químicos (colorantes, endulzantes o preservantes).

Vitamina E

La vitamina E es un nutriente muy beneficioso para la piel y tiene propiedades antioxidantes, lo que equivale a eliminar radicales libres y toxinas, además de tener un efecto levemente astringente, lo cual favorece la reducción del tamaño de los poros y de cualquier otra dilatación como los quistes. El aceite de germen de trigo es el formato más eficiente para obtener los beneficios de la vitamina E, llamada tocoferol, ya que por ser un alimento completo posee la mayor biodisponibilidad de esta vitamina. Además, si es procesado en frío, no se alteran sus fotoquímicos esenciales llamados tocotrienoles, los cuales permiten una mayor eficacia de los tocoferoles.