Proteínas para perder grasa

En pocas palabras, el cuerpo humano no puede funcionar sin proteínas. La vida no es posible sin ellas.

En pocas palabras, el cuerpo humano no puede funcionar sin... seguir leyendo

Gonzalo Carrasco
Tecnólogo en alimentos
Personal Trainer

En pocas palabras, el cuerpo humano no puede funcionar sin proteínas. La vida no es posible sin ellas. No sólo representan el elemento principal de la síntesis, el mantenimiento y la reparación del tejido muscular, sino que refuerzan el sistema inmunitario, ayudan a controlar el nivel de azúcar en la sangre e intervienen en la producción de numerosas hormonas. 

Si tu objetivo es reducir el porcentaje de grasa, necesitas proteínas que te ayuden a reducir el tiempo de recuperación de los entrenamientos y reparar todas las células, en especial las que componen las glándulas que más se ven involucradas en las situaciones estresantes o en enfermedades. Las proteínas apropiadas también ayudarán a regular la cantidad de hormonas directamente relacionadas con el aumento de peso y grasa como son insulina/glucagón, además de protegerte contra la oxidación, manteniendo el tejido firme que vas formando con tus actividades físicas.

Un mayor consumo de proteínas de calidad eleva el ritmo metabólico basal, lo que favorece la eliminación de grasa durante las 24 horas del día. El ritmo metabólico que causan las proteínas duplica el de los carbohidratos y el de muchos tipos de grasas.

Debo resaltar el hecho de que la pérdida de grasa no es igual a la pérdida de peso, ¿te has dado cuenta de que hay personas que bajan mucho de peso, pero su cuerpo sigue con la misma forma y blando como mantequilla? 

Lo más acertado para quemar calorías es el alto porcentaje de proteínas en una dieta respecto a los carbohidratos y grasas (un 45% de proteínas frente a un 35% de carbohidratos y 20% de grasas saludables), en especial si entrenas regularmente (3 a 5 veces por semana).

Al “hacer dieta”, mientras menos calorías se ingieren, más proteínas necesita el cuerpo. Si tu ingesta proteica es inferior a lo que éste debe cubrir por reparación y metabolismo, entonces no sólo estás perdiendo peso, sino también tono muscular, y tu organismo a ese ritmo en poco tiempo comenzará a activar sus medios de defensa y reserva, acumulando grasa y reduciendo tu capacidad y rendimiento muscular. Eso no suena nada bien y se puede llegar a ver igual de mal.

Cantidad de consumo de proteína diario promedio: 
Adulto medio 1,2 a 1,6 grs. por kg. de peso corporal 
Deportistas 1,6 a 2,0 grs. por kg. de peso corporal 
Fisicoculturistas 2,0 a 3,0 grs. por kg. de peso corporal

Estos valores no tienen una validez universal. Son orientativos y deben ajustarse a características individuales como el ritmo metabólico. Lo que funciona para una persona puede no resultar eficaz para otra, así que si consumes 1,6 gramos de proteínas por kilo de peso corporal y no te tonificas, consume más y vigila los resultados.