Propóleo: El bálsamo sanador de la naturaleza

El propóleo o propóleos (del griego própolis) es una extraordinaria sustancia natural recolectada y producida por las abejas melíferas.

El propóleo o propóleos (del griego própolis) es una extraordinaria... seguir leyendo

Por Carolina Pérez A.

El propóleo o propóleos (del griego própolis) es una extraordinaria sustancia natural recolectada y producida por las abejas melíferas. A menudo es llamado el antibiótico natural y sus usos son bien diversos. Tiene propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas, antiinflamatorias e incluso anticancerígenas, con efectos moduladores del sistema inmunológico.

¿Qué es el propóleo?

Es una sustancia resinosa que las abejas recolectan de los árboles y las plantas. Ellas lo usan como un antibiótico natural para proteger su colmena y como defensa contra las enfermedades en su interior. Hacen esto usando el propóleo para sellar las entradas con el fin de evitar el acceso de sustancias extrañas que pudieran contaminar su colmena. Se trata de una mezcla de ceras, resinas, ácidos grasos y aminoácidos. Se le han identificado cientos de propiedades químicas pero esto difiere de colmena en colmena, y también se ve influenciado por el ambiente en el que viven las abejas y el tiempo en el que recolectan el propóleo. Esto lo hace extremadamente complejo y es la razón por la que nadie ha intentado sintetizarlo. Es natural y no puede ser patentado y, por lo tanto, la investigación de la sustancia se limita sólo a sus beneficios clínicos.

Durante mucho tiempo, el propóleo se ha utilizado como un remedio natural y se piensa que su poder para sanar heridas se debe a los numerosos flavonoides que contiene. Algunos estudios sugieren que, cuando se aplica de forma tópica, puede usarse contra las bacterias, los virus y otros microorganismos. Además, tiene efectos reforzadores del sistema inmunológico, algo que está relacionado con sus altos niveles de vitaminas del complejo B y notables cantidades de vitamina C, E y betacaroteno.

¿Para qué condiciones se usa?

En cápsulas o líquido como gotas o spray a tomar:

-Infecciones del tracto urinario (riñones, vejiga, próstata y órganos sexuales)

-Cistitis

-Infecciones del tracto digestivo

-Úlceras

-Artritis

-Tos

-Dolor de garganta

-Gingivitis

-Sinusitis

-Mal aliento

-Aftas

En forma tópica como crema o loción:

-Acné

-Callos

-Eczema seca

-Psoriasis

-Herpes

-Heridas (frescas y de lenta cicatrización)

¿Cómo refuerza nuestro sistema de defensas?

El propóleo estimula el sistema inmunológico. El Dr. Remy Chauvin de París, Francia, comenta que el mecanismo de sanación del propóleo no se debe sólo a sus propiedades antibacterianas y efectos desintoxicantes, sino que también a un aumento en la reacción de defensa de nuestro cuerpo. El propóleo funciona estimulando la resistencia natural del cuerpo a las infecciones. Activa de manera significativa los macrófagos, células del sistema inmune que tienen un rol importante en la prevención de las infecciones. Además, puede reducir considerablemente la actividad de la lipoxigenasa, inhibiendo por ende la síntesis de las prostaglandinas, que participan en la inflamación.

¿Qué efecto tiene en el cáncer?

Uno de los hallazgos más recientes y sorprendentes es la eficacia del propóleo en la prevención y tratamiento del cáncer. El ester fenetílico del ácido caféico (CAPE), uno de los ingredientes activos del propóleo, ha demostrado prevenir la formación de cáncer en animales de estudio. También ha mostrado fuertes efectos inhibidores contra varios tipos de cáncer. El propóleo inhibe el crecimiento de células cancerígenas aumentando el proceso de apoptosis (muerte celular programada; el proceso que usa nuestro cuerpo para deshacerse de células viejas e inútiles). Además, puede disminuir significativamente la toxicidad cardíaca que produce la doxorubicina, una droga quimioterapéutica usada para el tratamiento del cáncer.

¿En qué presentaciones viene?

Es posible encontrar propóleo en cápsulas, gotas, loción, spray, cremas y caramelos. Pero en esta última presentación no es muy recomendable puesto que la concentración de propóleo que usualmente traen los caramelos es muy baja, y además pueden contener azúcar y jarabe de glucosa, ingredientes perjudiciales para nuestra salud.

¿Dónde lo encuentro?

Puede encontrarlo en apícolas, tiendas naturistas, tostadurías y en farmacias como Knop, Galénica o Farmacia Mapuche Makelawen, entre otras.

Referencias:

http://www.naturalnews.com/z023442_propolis_healing_natural.html

http://intelegen.com/ImmuneSystem/propolis_a_remarkable.htm

Propolis The Natural Antibiotic por Ray Hill, 1977