Prevenga y trate la sinusitis sin antibióticos

Los senos nasales son pequeñas cavidades llenas de aire que vinculan la nariz con la garganta.

Los senos nasales son pequeñas cavidades llenas de aire que... seguir leyendo

Compilado por Carolina Pérez A.

Los senos nasales son pequeñas cavidades llenas de aire que vinculan la nariz con la garganta. Su trabajo es evitar que la mucosidad llegue a los pulmones, donde podría causar infección. Los senos nasales están situados en los pómulos bajo los ojos, en la parte superior de la nariz, y junto y detrás del puente nasal.

La sinusitis se produce cuando el recubrimiento de los senos nasales se inflama, y puede ser aguda o crónica, y de origen fúngico (causada por hongos), viral o bacteriana. La sinusitis puede comenzar con un simple resfrío y permanecer debido a la contaminación y a las toxinas en el aire, al estrés, al tabaco o a las alergias. Comúnmente, los casos agudos se curan más o menos al cabo de un mes, pero cuando los síntomas se extienden por doce semanas o más, entonces el diagnóstico cambia a sinusitis crónica.

El dolor facial, la sensibilidad y/o la inflamación de las áreas de los senos nasales son síntomas comunes de sinusitis. Algunas personas experimentan fiebre leve, goteo nasal, secreción nasal espesa y a veces de tono verdoso, dificultad para oler, mal aliento, problemas respiratorios, dolor de cabeza, fatiga y/o tos.

Cómo esto repercute en el mecanismo de filtro de nuestra nariz

Nuestra nariz está diseñada para servir como un filtro de aire altamente funcional. En óptimas condiciones, la nariz humana es capaz de filtrar hasta el 80% de las variadas sustancias que hay en el aire. Hace esto con la ayuda de diminutas fibras tipo pelos conocidas como cilios que están dentro de la nariz. Estos cilios se encuentran equipados con mucosidad que está llena de sustancias que contrarrestan las toxinas y otros elementos irritantes en el aire.

Los cilios saludables atrapan estas sustancias del aire antes de que se alojen en los pulmones. No obstante, los senos inflamados debilitan los cilios, evitando que remuevan a los invasores y dejando a la persona expuesta con cada respiración.

Cómo mantener los senos nasales saludables

El primer paso para mantener los senos nasales saludables es minimizar los resfríos. Es algo que se puede lograr muy bien con un consumo abundante de vitamina C, muchos líquidos naturales y jengibre.

Si usted experimenta frecuentes resfríos e infecciones, puede ser hora de ajustar su estilo de vida. En forma resumida, nuestro sistema inmunológico se desarrolla cuando lo apoyamos con medidas como una dieta con abundantes alimentos integrales; mucho sueño de calidad; agua filtrada, limpia y fresca; ejercicio moderado; suplementos apropiados y un correcto manejo del estrés.

El papel de los antibióticos

Puede resultar fácil y rápido llegar y tragar un antibiótico para hacer que el resfrío y/o la congestión de los senos nasales desaparezca; sin embargo, esto no es muy realista. Si bien el tratamiento con

antibióticos es la prescripción más común para tratar los resfriados y la sinusitis, éste no siempre funciona. ¿La razón?

La mayoría de los resfriados comunes son causados por una de las muchas variedades de rinovirus, mientras que la sinusitis puede ser también fúngica o viral. Dado que los antibióticos están diseñados para combatir bacterias, no virus u hongos, su ingesta no funciona en todos los casos.

La sobre prescripción de antibióticos ha conducido también a las aterradoras bacterias resistentes a los antibióticos tan comunes hoy en día. Los antibióticos reducen la cantidad de bacterias “amistosas” (así como “dañinas”) presentes en nuestro tracto respiratorio y gastrointestinal. Esto permite muchas veces que el hongo candida albicans crezca sin control e inflame las membranas mucosas, contribuyendo así a la sinusitis fúngica.

Recomendaciones naturales para tratar la sinusitis

Enjuague nasal con agua salina: se trata de un método efectivo y económico que alivia los síntomas de la sinusitis rápidamente. Es una excelente forma de remover la mucosidad excesiva y las partículas (toxinas, alérgenos y otras sustancias irritantes) de la nariz. Esto no sólo reduce la sensación de nariz tapada, sino que también ayuda a los cilios a proteger a los pulmones de los invasores.

Puede conseguir la solución lista en farmacias; de lo contrario, todo lo que necesita es mezclar 250 ml de agua tibia destilada o filtrada (para que no contenga cloro) con 1/8 cucharadita de sal (preferentemente de mar) y una jeringa grande (sin aguja).

Llene la jeringa con la solución. Inclínese sobre el lavatorio e inserte la punta de la jeringa en su nariz. Suavemente presione la jeringa para expulsar el líquido en el interior de su nariz, permitiendo que salga por la boca o por el otro orificio nasal. Repita el proceso en el lado opuesto, y luego asegúrese de enjuagar bien la jeringa y secarla lo más posible para dejarla lista para la siguiente aplicación, que puede ser varias veces al día para aliviar los síntomas.

Vinagre de sidra de manzana orgánico: es un efectivo tratamiento para eliminar la infección de los senos nasales. Una de las formas más poderosas de consumirlo es mezclar en un vaso de agua tibia 2 cucharadas de vinagre con 1 cucharada de miel y beber esta mezcla tres veces al día. También puede

probar inhalando su vapor. Para ello mezcle en una olla media taza de vinagre con media de agua, y ponga a calentar. Una vez que empiece a soltar el vapor, baje el fuego e inhale el vapor con los ojos y boca cerrada.

Compresas con paños tibios: ayuda a aliviar el dolor en el rostro y a descongestionar. Tome una toalla pequeña y sumérjala en agua tibia a caliente. Estruje y ponga sobre la frente y los pómulos durante unos cinco minutos. Repita varias veces al día.

Suplementos para apoyar la salud de los senos nasales

Dado que la sinusitis es una inflamación de los senos nasales, estos nutrientes serán de gran ayuda para reducir la inflamación y combatir la infección:

Vitamina C (2.000 a 5.000 mg al día en dosis divididas durante el día)

Curcumina (500 mg al día)

Ácidos grasos esenciales Omega 3 (1.000 mg dos veces al día)

Además, la vitamina D es otro excelente suplemento. Muchas veces, duplicar o triplicar temporalmente la dosis diaria de vitamina D ayuda a aliviar la infección de los senos nasales.

La vitamina A por su parte, no sólo mantiene la inmunidad general saludable, sino que conserva el buen estado de las membranas mucosas. Los alimentos ricos en vitamina A son: zanahoria, tomate, vegetales de hoja verde oscuro, mango, papaya, yema de huevo y calabaza. O en forma de betacaroteno, 15.000 UI al día.

Por otro lado, tenemos al mineral zinc que ayuda a combatir la infección en los senos nasales. Es esencial para el sistema inmunológico y también mejora la absorción de vitamina A. El zinc está presente en la yema de huevo, el pescado, los champiñones, los granos integrales y las semillas de calabaza. En forma de suplemento, 30 mg al día es la dosis típica.

Fuentes:

www.newportnaturalhealth.com/2012/03/relieve-sinus-infections-without-antibiotics/

naturalsociety.com/home-remedies-for-sinus-infection-natural-sinus-infection-treatment/