Palta seis características de un súper alimento saludable

Esté alerta a los populares mitos relacionados con la salud. Por ejemplo, durante la década de los 90 y en los primeros años de este siglo, reconocidos ‘expertos’ en salud advertían a menudo en contra del aceite de coco o de la leche de coco, haciendo que muchas personas evitaran un alimento que ahora es conocido por ofrecer muchos beneficios para la salud. Otro persistente mito de salud advierte contra las paltas, erróneamente etiquetadas como un culpable dietario debido a sus calorías y contenido de grasas. No obstante, la verdad es que las paltas pueden potenciar la salud en, al menos, cinco formas:

1. Proteína
Las paltas aportan los 18 aminoácidos esenciales necesarios para que el cuerpo forme una proteína completa. A diferencia de la proteína contenida en la carne, que para la mayoría de las personas resulta difícil de digerir, la proteína de la palta se absorbe fácilmente por el organismo porque este fruto también contiene fibra. Si está tratando de reducir las fuentes animales de proteína en su dieta, o si es vegetariano, vegano o seguidor de la alimentación cruda y está buscando más proteína, las paltas son un gran aliado nutricional que puede incluir no sólo como un gustito ocasional, sino como parte regular de su dieta.

2. Grasas beneficiosas
Las paltas aportan el tipo saludable de grasa que su cuerpo necesita. Al igual que el aceite de oliva, las paltas aumentan los niveles de HDL (el colesterol “bueno”). El colesterol HDL puede ayudar a proteger contra el daño causado por los radicales libres. Este tipo de colesterol también ayuda a regular los niveles de triglicéridos, previniendo la diabetes. Un estudio publicado a principios del año pasado en el Canadian Medical Association Journal, encontró que una dieta vegetariana, que incluya grasas HDL, puede reducir los niveles de LDL (el colesterol “malo”) de una forma tan efectiva como las drogas estatinas (Lovastatina, luvastatina, Atorvastatina, etc.).

3. Carotenoides
Las paltas son una excelente fuente de carotenoides. Aunque muchas personas asocian los carotenoides sólo con productos rojos y naranjos, las paltas son una excelente fuente de este fitonutriente. Las paltas, también conocidas como aguacates en otros países, ofrecen un rango diverso de carotenoides que incluyen no sólo los más conocidos como los betacarotenos, alfacarotenos y luteína, sino también los menos conocidos como neoxanteno, zeaxanteno, crisantemaxanteno, neocromo, beta-criptoxanteno y violaxanteno. Cada vez que usted consume alimentos ricos en carotenoides, le hace un aporte de vitamina A de alta calidad a su cuerpo, protegiendo por ende, su salud visual. Los carotenoides también aumentan el funcionamiento del sistema inmunológico y fomentan una función saludable del sistema reproductivo. Dado que los carotenoides son solubles en grasa, el consumo de palta optimiza la absorción de estos nutrientes.

4. Anti-inflamatoria
El efecto combinado del paquete de lujo de nutrientes contenidos en las paltas ofrece poderosos beneficios anti-inflamatorios. La combinación única de vitaminas C y E, carotenoides, selenio, zinc, fitoesteroles y ácidos grasos omega 3 ayuda a resguardar contra la inflamación. Esto significa que las paltas pueden ayudar a prevenir o mitigar tanto la artritis reumatoide como la osteoartritis.

5. Salud cardiaca
El contenido de grasa —que hace que algunos “expertos” poco informados condenen a las paltas como no saludables— confiere en realidad una protección contra las enfermedades cardiacas. Estudios han demostrado que el ácido oleico mejora la salud cardiovascular y justamente el oleico es el principal ácido graso contenido en la palta. Muchas personas toman ahora suplementos con el fin de consumir más ácidos grasos omega 3 para bajar el riesgo de enfermedad cardiaca. Las paltas son ricas en omega 3 vegetal, aportando por taza 160 miligramos de ácido alfa-linolénico.

6. Elección y consumo
Para obtener el mayor valor nutricional de las paltas, evite aquellas que están muy maduras. Puede identificarlas porque se ven como machucadas y están demasiado blandas al tacto. Una palta madura no debería tener abollones en su piel y se sentirá levemente suave al apretarla. También puede comprar paltas verdes, que se sentirán muy duras al presionarlas, y dejar que maduren en su casa. La porción de palta más cercana a la cáscara en la más densa en nutrientes, así que asegúrese de raspar bien la cáscara antes de botarla.

Ref.: http://www.naturalnews.com/034370_avocado_nutrition_facts_health.html