Músculos más fuertes conducen a un cerebro más fuerte

Aumentar gradualmente la fuerza muscular por medio de actividades como ejercicios de resistencia (con pesas) mejora la función cognitiva.

Aumentar gradualmente la fuerza muscular por medio de actividades como... seguir leyendo

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Sydney en Australia, encontró que aumentar gradualmente la fuerza muscular por medio de actividades como ejercicios de resistencia (con pesas) mejora la función cognitiva.

Así lo determinó un estudio llevado a cabo en el Centro de Envejecimiento Cerebral Saludable en la Universidad de Nueva Gales del Sur, en colaboración con la Universidad de Adelaida, cuyos resultados fueron publicados en el Journal of American Geriatrics.

El estudio examinó a 100 adultos mayores que viven con deterioro cognitivo leve (DCL), es decir, pacientes de edad avanzada que tienen dificultades cognitivas que son notables pero no lo suficientemente importantes para interferir con sus actividades diarias. Cabe mencionar que el 80% de los pacientes diagnosticados con DCL desarrollan la enfermedad de Alzheimer 6 años después aproximadamente.

Para el ensayo, los pacientes con DCL se dividieron en cuatro grupos y se les asignaron una serie de actividades. Estas incluyeron una combinación de ejercicios de resistencia (con pesas), y resistencia de placebo en forma de estiramiento sentado. Las actividades también incluyeron capacitación cognitiva computarizada y su equivalente placebo.

Las actividades de capacitación cognitiva y los placebos no produjeron mejoras cognitivas. Sin embargo, sí hubo una relación proporcional entre la mejoría de la función cerebral y la mejoría de la fuerza muscular. Así, “entre más fuerte muscularmente se volvían las personas, mayor era el beneficio para el cerebro”, señala el Dr. Yorgi Mavros, autor líder del estudio.

En el ensayo los participantes hicieron sesiones de ejercicios con pesas dos veces por semana durante 6 meses, trabajando al menos al 80% de su fuerza máxima. Los pesos también se fueron aumentando gradualmente a medida de que los participantes se hacían más fuertes, siempre manteniendo su fuerza máxima al 80%.

Cuanto más podamos involucrar a la gente en el entrenamiento de resistencia con pesas, más probable es que tengamos una población envejecida más saludable”, precisa el Dr. Mavros, quien agrega “La clave, sin embargo, es que usted se asegure de hacerlo con frecuencia, al menos dos veces por semana, y con una intensidad alta, de manera de que esté maximizando sus ganancias de fuerza. Esto le brindará el mayor beneficio para su cerebro”.

Un cuerpo en movimiento es una mente en movimiento

Fuente:

www.medicalnewstoday.com/articles/313686.php