Infusiones digestivas para disfrutar las comidas de fin de año

Para refrescar el paladar, ayudar a la digestión y culminar una linda cena de Navidad o Año Nuevo, nada mejor que disfrutar de un bajativo natural.

Para refrescar el paladar, ayudar a la digestión y culminar... seguir leyendo

Para refrescar el paladar, ayudar a la digestión y culminar una linda cena de Navidad o Año Nuevo, nada mejor que disfrutar de un bajativo natural. Los bajativos son también llamados “bebidas de sobremesa”, porque promueven entretenidas conversaciones después de comer.   

Muchas hierbas son ideales para preparar bajativos.

Recuerde que las infusiones se obtienen sumergiendo hojas secas, frutos o flores de plantas aromáticas en agua caliente. Sus propiedades solubles pasan al agua gracias a las altas temperaturas.

Sugerimos las siguientes opciones de infusiones digestivas:

Manzanilla: Tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas que ayudan a expulsar gases, a calmar el dolor de barriga y a desinflamar el estómago pesado. Se indica especialmente en casos de mala digestión. Además, la manzanilla estimula la secreción de bilis y es protectora del hígado.

Hinojo: Es fundamentalmente carminativo. Por lo tanto, favorece la digestión, disminuye la hinchazón y ayuda a expulsar gases. Reduce flatulencias y cólicos. El hinojo tiene efecto antiespasmódico en los músculos estomacales lisos y disminuye la fermentación de la flora intestinal. Resulta muy eficaz si se combina con anís y comino.

Comino: Ayuda a expulsar gases y colabora en el tránsito intestinal. Si lo combinamos con anís y menta, obtendremos una infusión capaz de procurarnos una buena digestión, libre de gases.

Menta: Como el comino y el hinojo, la menta es un poderoso carminativo. Y además, es antiespasmódica. Mejora las digestiones difíciles, eliminando los parásitos intestinales y las flatulencias. La infusión digestiva de menta tiene la capacidad de neutralizar la acidez. Regula el malestar, provocando o evitando vómitos. Incluso, es eficaz contra la diarrea. La infusión digestiva de menta es excitante. No conviene tomarla de noche.

Milenrama: En caso de sufrir espasmos o dolores intestinales, los flavonoides de esta planta mejoran la digestión y el tránsito intestinal. Es muy efectiva para aliviar náuseas y la acidez estomacal. La infusión digestiva de milenrama se utiliza en digestiones lentas, ya que estimula el correcto funcionamiento del hígado. Asimismo, esta infusión digestiva tiene propiedades diuréticas que ayudan a eliminar impurezas del organismo.

Anís: Es uno de los mejores remedios naturales para eliminar gases y flatulencias. Esto gracias a su componente principal: el anetol. Éste tiene gran capacidad para eliminar gases. Reduce la hinchazón y alivia sus molestias y dolores.

Tomillo: Junto con las anteriores, el tomillo es una de las plantas tradicionalmente utilizadas para mejorar los procesos digestivos. Tiene propiedades carminativas y antiespasmódicas que alivian cólicos, diarrea, flatulencia y vómitos. La infusión digestiva de tomillo es además tonificante y estimuladora. No conviene tomarla por la noche.

Coma en forma consciente para evitar malestares y arrepentimientos

– Mastique los alimentos abundantemente (al menos 30 veces por bocado).

– Lleve a su boca pequeños trozos de comida. Esto favorece la masticación. No trague sin desmenuzar.

– Coma lentamente y sin televisión ni radio.

– Eluda comidas con salsas pesadas o alimentos procesados.

– Evite el consumo excesivo de proteínas de origen animal y siempre acompáñelas con ensaladas.

– No beba líquido durante sus comidas. Hágalo en las horas anteriores o posteriores.

– No coma hasta llenarse o saturarse. Las filosofías orientales aconsejan comer hasta saciarse en un 70%, para conservar una buena salud.

– Mantenga una actitud relajada durante sus comidas. Los nervios, el estrés o la irritabilidad son malos compañeros de las buenas digestiones.

– Evite la fruta después de comer. Hay que comerla sola.

– No beba alcohol durante sus comidas.

– Evite los postres dulces industriales. Son fuente de grasas saturadas y azúcares simples que no benefician en nada a su sistema digestivo.

– Haga el quite a las frituras.

– Evite realizar actividades de gran esfuerzo después de comer. Repose unos minutos.

– Esquive las siestas largas. Dormir no ayuda a hacer la digestión. Cerrar los ojos durante diez minutos es un acto relajante muy beneficioso. Dormir demasiado tiempo entorpecerá el metabolismo de los alimentos.

¿Son realmente eficaces los licores digestivos?

Se rumorea que los licores digestivos nos ayudan a sobrellevar los efectos de comidas copiosas. Se dice que el alcohol tiene poder para estimular la secreción gástrica y, por lo tanto, favorece la digestión.

El doctor Ramón Estruch, miembro del CIBER de Obesidad y Nutrición del Instituto de Salud Carlos III de España, desmiente lo anterior. “Particularmente, pienso que (beber bajativos) es una actividad no recomendable… Me ha sorprendido hallar tan pocos estudios sobre los efectos del consumo de las distintas bebidas alcohólicas en la motilidad y secreción gástrica que pudiesen justificar su empleo después de las comidas”.

El alcohol en dosis altas no sólo no aligera la digestión, la ralentiza. Además, es un gran irritante de la mucosa gástrica, capaz de producir gastritis hemorrágica. Recordemos que la graduación de los llamados “licores digestivos” suele estar por encima de los 25º (llegando en ocasiones a los 60º), en comparación a los 13º o 14º del vino y a los 5º de la cerveza más común.

Fuentes:

-abuelaernesta.wordpress.com/category/licores-y-bajativos

-comohacerpara.com/ayudar-a-la-digestion-naturalmente_4969c.html

-rpp.pe/lima/actualidad/los-llamados-bajativos-con-alcohol-solo-elevan-los-trigliceridos-noticia-661413

-elpais.com/elpais/2014/10/08/buenavida/1412780481_822036.html