Fortalezca su tracto urinario y protéjalo de infecciones

Las infecciones urinarias son sumamente comunes y molestas. Generan dolor, inflamación y un séquito de síntomas indeseables que no pasarán desapercibidos.

Las infecciones urinarias son sumamente comunes y molestas. Generan dolor,... seguir leyendo

Por Paola Ramírez Vega

Las infecciones urinarias son sumamente comunes y molestas. Generan dolor, inflamación y un séquito de síntomas indeseables que no pasarán desapercibidos.

En una ocasión me preguntaron si existe forma de “fortalecer” el tracto urinario para prevenir molestias como la cistitis, infecciones u otras complicaciones, a lo que respondí “¡claro que se puede!”.

Daré sugerencias útiles para que usted pueda disfrutar de un tracto urinario sanito y feliz. Asimismo, para que aprenda a cuidarlo en caso de haber padecido cistitis o alguna otra infección del tracto urinario (ITU).

¿Cómo cuidar el tracto urinario?

Si mantenemos el ambiente biológico equilibrado dentro del tracto, éste será saludable. Ello implica resguardar aspectos como la hidratación, el pH y la nutrición.

Agua

El agua es imprescindible para el ser humano. Se sabe que podemos vivir mucho tiempo sin comer, pero no sin beber. Es más, mantener una buena hidratación en nuestro organismo es clave para vencer cualquier infección. 

La deshidratación aumenta el estrés oxidativo celular. También acidifica el pH. Con ello, todas las bacterias de nuestro organismo con las que vivimos en simbiosis comienzan su fiesta. Así es. No se trata de que nos hayamos “pegado un bicho”. Simplemente, usted mismo propicia ambientes óptimos para que los “bichos” que viven en su organismo se  reproduzcan y fortalezcan. Los órganos más vulnerables son los que sufren las consecuencias.

Las células necesitan un pH adecuado para realizar todas sus funciones de manera aceptable en nuestro organismo. Bebiendo agua usted contribuye a no ser vulnerable a infecciones. El agua potencia la orina y calma los “bichitos” que pueden causar infecciones por sobrepoblación.

Frutas

Son ricas en antioxidantes. Nos ayudan a alcalinizar el pH y entregan potentes nutrientes a nuestras defensas. En la temporada estival prefiera arándanos, frutillas, frambuesas, sandía, uvas verdes y cerezas. En invierno coma muchas manzanas, peras y naranjas.

Consuma al menos cuatro porciones diarias.

Es rico y saludable comer fruta. Pero si la bebemos licuada de forma inmediata la digeriremos más rápido. Los nutrientes se absoerberán de manera más eficiente. Licúe una porción de su fruta preferida y bébala enseguida.

Verduras de hojas verdes

Si hay algo que caracteriza a las verduras es su gran cantidad de clorofila (su pigmento verde natural). La clorofila tiene potentes propiedades antioxidantes, regenerativas, energizantes y depurativas. Además, es completamente alcalinizadora.

Un licuado de clorofila en ayunas por ejemplo de hojas vedes con manzana es un gran aliado para cuidar nuestra salud.

Arándanos

Si disfruta de un rico jugo de arándanos naturales, prevendrá y tratará infecciones del tracto urinario. Los arándanos alivian síntomas. Evitan el desequilibrio de las bacterias del tracto urinario. Ello debido a su componente activo D-manosa. Éste es el responsable de todos los beneficios que estas ricas frutitas ofrecen al sistema urinario.

Cranberries

Para mantener un tracto urinario saludable, basta consumir dos cápsulas diarias de 300mg. de estos arándanos rojos.

Vitamina C

Asegúrese de ingerir un suplemento diario de ácido ascórbico o de ascorbato de sodio. Con ello permitirá que su orina pueda expulsar los residuos y metabolitos de desecho que rondan su organismo y su tracto urinario. La orina aumentará su acidez.

Consuma vitamina C en polvo o encapsulada. Para proteger su tracto urinario, se sugiere 1.000 mg en la mañana y 1.000 mg en la tarde. Si usted ha sufrido anteriormente de ITU, consuma al menos 1.000 mg, tres veces al día, por un mes completo.

Importante

Si tiene problemas gástricos, consuma ascorbato de sodio (vitamina C no ácida). Si sufre de hipertensión arterial, prefiera el ácido ascórbico.

Si sus malestares continúan, ingiera la vitamina C como se comentó anteriormente. Puede agregarle bicarbonato de sodio, que neutraliza el ácido en la orina, lo que acelerará su recuperación.

¿Qué cosas debería cuidar?

1. Hágase una buena higiene después de orinar. Si es mujer, recuerde limpiarse siempre de adelante hacia atrás. En caso de defecar, limpie la zona del ano de adelante hacia atrás y lávese posteriormente. Cuando esté en su período, cambie su toalla o tampón varias veces durante el día. Procure un buen aseo. 

2. No use jabones de ningún tipo para el aseo íntimo. Si siente molestias vaginales o en el pene como picazón o irritabilidad lávese y aplíquese sin temor, de forma local, gel de aloe vera natural (no embotellado). Si no tiene aloe vera, disuelva 100 ml de vinagre en 500 ml de agua y aplíqueselo.

3. Las mujeres deben fortalecer los músculos del piso pélvico. En especial, durante el embarazo y postparto. Básicamente, ello consiste en hacer contracciones, usando también  los músculos perianales. Estas contracciones deben hacerse de forma rítmica y sostenida. Contraiga los músculos, mantenga diez segundos y relaje. Repita 20 veces diarias. De esta manera fortalecerá toda la musculatura. Tratará y evitará la incontinencia urinaria.

Recuerde: el azúcar es un peligroso conservante blanco. Como es antihongos y antibacteriano, puede provocar caos en la microbiota humana. ¡Evítelo!

Fuente:

-www.sabrosia.com/2013/10/alimentos-que-previenen-las-infecciones-en-vias-urinarias-remedios-caseros/

-espanol.mercola.com/boletin-de-salud/tratamiento-natural-para-las-infecciones-urinarias.aspx

-www.espaciofemenino.com/index.php?option=com_content&view=article&id=31&itemid=2