Excelentes remedios caseros para la conjuntivitis

Compilado por Carolina Pérez A.

La conjuntivitis, caracterizada por ojos rojos e inflamados, es un desorden ocular que puede afectar a personas de todas las edades, pero es principalmente prevalente en niños pequeños. Se produce cuando la conjuntiva (la capa externa del ojo que cubre el área blanca) se inflama o infecta, debido usualmente a bacterias, alergias, hongos, exposición a químicos, entre otros. Esto causa enrojecimiento de los ojos, hinchazón, dolor, sensación arenosa, picazón, sensibilidad a la luz, y en algunos casos, producción excesiva de mucosidad que tiende a pegar los ojos. Muchas personas eligen no tratar la conjuntivitis debido a que usualmente desaparece sola dentro de una semana a diez días. Sin embargo, puede ser muy incómoda y tender a las recaídas y por eso es recomendable valerse de la naturaleza para aliviarla.

Lo ideal es no sólo tratar la condición de manera externa, sino también internamente –fortaleciendo el sistema inmune–, o te encontrarás padeciendo de esta infección una y otra vez. Afortunadamente, existen varios remedios caseros que te permitirán curar la conjuntivitis y aumentar la inmunidad, de manera fácil y rápida.

Existen tres tipos de conjuntivitis…

Las conjuntivitis bacterianas y virales* a menudo comienzan primero en un ojo antes de pasarse al otro. Se ha clasificado como de tipo viral a aquella caracterizada por una secreción acuosa, mientras que la bacteriana produce una mucosidad amarillo verdosa que obstruye el ojo y tiende a pegarlo. Se ha visto que tomar las siguientes medidas es útil para contener ambos tipo de conjuntivitis:

  • Cambiar la funda de las almohadas con frecuencia.
  • No compartir cosméticos, toallas o pañuelos que se usen en la cara o en los ojos.
  • Evitar refregarse los ojos con las manos.
  • Lavarse las manos con frecuencia.

La conjuntivitis alérgica, por otro lado, es causada por el polvo, el polen estacional y por la caspa de los animales en el aire. El uso de cosméticos y perfumes basados en químicos también puede desencadenar los síntomas de conjuntivitis. Por lo general, afecta e irrita ambos ojos al mismo tiempo haciendo que lagrimeen y piquen considerablemente, lo que va acompañado de un goteo nasal constante.

¿Qué es mejor para tratar la conjuntivitis… remedios caseros o fármacos?

Los tratamientos farmacéuticos usualmente incluyen gotas oftálmicas, ungüentos o antihistamínicos. Si bien estos tratamientos sí funcionan bastante rápido, no son recomendables por dos razones. Primero, contienen químicos tóxicos (la mayoría con nombres que ni siquiera puedes pronunciar). Segundo, sólo tratan los síntomas y no la causa subyacente. Si quieres tratar con éxito y curar la conjuntivitis, entonces debes tratar los síntomas y la causa subyacente, sin el uso de químicos dañinos.

A continuación, algunos de los mejores remedios caseros:

Probióticos

Deberían ser lo primero a lo que recurras. Ellos reponen las bacterias beneficiosas del organismo y matan la bacteria dañina, que es la principal causa de conjuntivitis. Este remedio definitivamente funciona mejor cuando se usa tanto interna como externamente. Necesitas encontrar un suplemento probiótico de buena calidad (de venta en farmacias y centros naturistas) y tomarlo todos los días según las indicaciones del envase. Y no sólo hasta que tus ojos o los de tus hijos vuelvan a la normalidad, sino periódicamente durante ¡el resto de tu vida! Así puedes garantizar un buen equilibrio bacteriano y tendrás mucha menor probabilidad de volver a sufrir de conjuntivitis.

También puedes consumir yogurt natural o de pajaritos y alimentos fermentados como el chucrut, ya que son altos en bacterias beneficiosas. (Si deseas aprender a hacer tus propios alimentos fermentados, puedes leer el artículo que publicamos en la Ed. 107, pág. 39 del GS).

Para usar probióticos en forma externa hay un par de opciones. La primera es la leche materna. Este remedio casero ha sido usado por cientos de años para tratar la conjuntivitis. La leche materna está llena de probióticos cruciales, y también tiene un efecto regulador sobre las bacterias. Con las manos bien limpias y con la ayuda de un gotero, aplica unas gotas de leche materna en los ojos afectados, unas tres veces al día. ¡Funcionará como magia! Si no tienes acceso a leche materna, también sirve la leche cruda de vaca o de cabra (no pasteurizada) o la parte líquida de un yogurt natural o de pajaritos, aplicándola de la misma forma.

Vinagre de sidra de manzana orgánico

Es un potente asesino de bacterias, virus y hongos. Tomar vinagre de manzana internamente disminuye la carga de microorganismos y virus en el organismo. También ayudará a reponer la bacteria beneficiosa en el estómago y el colon, evitando así que la infección regrese. Mezcla una cucharada de vinagre de sidra de manzana orgánico con una cucharada de miel en un vaso de agua tibia y bebe hasta tres veces al día.

Además de esto, puedes usar el vinagre para lavar y limpiar tus ojos, pero puede arder un poco (probablemente lo mismo que las gotas farmacéuticas). Sin embargo, si puedes soportar el ardor por unos minutos, a cambio disfrutarás de un rápido alivio de los síntomas de la conjuntivitis. Simplemente mezcla 1 cucharada de vinagre orgánico en una taza de agua tibia. Remoja un bolita de algodón en la solución y limpia tus ojos con los párpados cerrados. Y si puedes, incluso puedes poner unas gotitas dentro de tus ojos. ¡Vale la pena!

Al momento de elegir el vinagre, eso sí, asegúrate de que sea vinagre de sidra de manzana orgánico; los vinagres comunes no sirven y pueden dañar tus ojos.

Aloe vera

Definitivamente uno de los mejores remedios de la naturaleza para todo. Contiene poderosas propiedades antivirales, antibacterianas y antifúngicas que funcionan excepcionalmente bien para la conjuntivitis. Toma una planta de aloe vera y corta un pequeño trozo de una hoja (en supermercados y centros naturistas venden la hoja completa), y aplica algunas gotas de su jugo en cada ojo.

Repite varias veces al día.

Aceite de coco

También es un poderoso asesino de agentes patógenos que funciona muy bien en las tres formas de conjuntivitis. Pero su real poder se obtiene al consumirlo a diario. No sólo podrás tratar y curar el actual brote de conjuntivitis, sino que también prevendrás cualquier reaparición.

Entonces, asegúrate de incluir en tu dieta una cucharada de aceite de coco extra virgen orgánico (mezclado con alimentos, en batidos o directo de la cuchara), tres veces al día, todos los días. Y para usarlo como un remedio externo para tratar esta infección, puedes refregar tus ojos con un poco de aceite, poniendo énfasis en la esquinas donde está el lagrimal. El mejor momento para aplicarlo es al acostarse, de manera de que haga su trabajo mientras tú o el niño duerme.

Plata coloidal en gotas

Las soluciones oculares de plata eran usadas exitosamente para tratar las infecciones a los ojos mucho antes de que aparecieran los ungüentos farmacéuticos. La plata coloidal es la mejor forma, no irrita los ojos y funciona muy rápido. Es similar al vinagre de manzana en cuanto a sus propiedades antibacterianas y antivirales, por lo que mata la infección rápido. Aplica una o dos gotas con un gotero en cada ojo cada tres horas (especialmente antes de acostarte), y verás la infección desaparecer en 24 horas. Puedes encontrar plata coloidal en farmacias homeopáticas o a través de Internet; sólo asegúrate de que para este propósito venga en presentación líquida.

Tés

Tanto el té negro como el verde contienen bioflavonoides y potentes antioxidantes llamados catequinas. Estas sustancias son excelentes para combatir las infecciones virales y bacterianas y reducir la inflamación. Pon dos bolsitas de té en una taza y agrega agua hirviendo, dejando reposar hasta que quede a temperatura ambiente. Quita las bolsitas y usa el té para lavar ambos ojos, luego toma las bolsitas estrujadas, recuéstate y pon un bolsita sobre cada ojo cerrado por unos 20 minutos. Este remedio natural tan usado por nuestras abuelitas es especialmente bueno para reducir la inflamación y congestión de los ojos, así como también para ayudar a combatir la infección.

*La existencia de los virus como plantea la teoría científica oficial está en cuestionamiento permanente o es controversial. Si desea saber más sobre este tema puede leer un interesante artículo publicado en la Ed. 127, pág. 36 del GS.

 

Fuentes

-www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/ article/001010.htm

-www.life-saving-naturalcures-andnaturalremedies.com/home-remedy-for-pinkeye-conjunctivitis.html

 

Encuentra este artículo y otros sobre: Cáncer colorrectal, Parkinson, Leucemia, Miastenia gravis, jugos terapéuticos naturales, probióticos, entre muchos más, en la Edición N°129, de El Guardián de la Salud, puedes conseguirla digital AQUÍ

También puedes buscar todas las ediciones del periódico en versión digital AQUÍ