Especias y hierbas comunes para bajar el azúcar sanguínea

Aunque la medicina moderna tiene una amplia gama de fármacos para controlar la diabetes, sus peligrosos efectos secundarios –y un gasto considerable– han llevado a muchos a buscar remedios “alternativos” y naturales. ¡Buenas noticias!: para el control natural del azúcar en la sangre, es posible que no necesite buscar más allá de su propia despensa en la cocina. A continuación le presentamos las mejores hierbas y especias que pueden disminuir la resistencia a la insulina y bajar el azúcar en la sangre con seguridad y eficacia.

Aunque la medicina moderna tiene una amplia gama de fármacos... seguir leyendo

Aunque la medicina moderna tiene una amplia gama de fármacos para controlar la diabetes, sus peligrosos efectos secundarios –y un gasto considerable– han llevado a muchos a buscar remedios “alternativos” y naturales. ¡Buenas noticias!: para el control natural del azúcar en la sangre, es posible que no necesite buscar más allá de su propia despensa en la cocina.

A continuación le presentamos las mejores hierbas y especias que pueden disminuir la resistencia a la insulina y bajar el azúcar en la sangre con seguridad y eficacia.

Albahaca
La albahaca, científicamente conocida como Ocimum basilicum, es muy valorada en la cocina mediterránea y asiática por su sabor picante y distintivo. Pero esta sabrosa hierba es también un arma eficaz que ayuda a controlar el azúcar en sangre elevada, reducir la absorción de glucosa y prevenir las subidas peligrosas de azúcar tras la ingestión de alimentos. Los investigadores creen que gran parte de los poderes reductores de azúcar en sangre de la albahaca se deben a su contenido de ácido ursólico y eugenol, ambos potentes antioxidantes. La albahaca también tiene efectos antiinflamatorios contra la diabetes, gracias a su rico contenido de beta-cariofileno, un probado inhibidor de la enzima COX-2 pro-inflamatoria.
En un estudio, los pacientes con diabetes tipo 2 recibieron un placebo o 2,5 g de hoja de albahaca seca al día. El grupo que consumió albahaca experimentó una reducción del 17,6% en los niveles de glucosa en sangre en ayunas, y una disminución de 7,3% en los niveles de glucosa en sangre postprandial o después de la comida; un resultado muy significativo.

Fenogreco
El fenogreco o alholva, científicamente conocido como Trigonella foenum-graecum, es un eficaz remedio herbal para los niveles altos de azúcar en sangre, con la ciencia que lo respalda. Las semillas del fenogreco contienen un aminoácido llamado 4-hydroxyisoleucine –un nombre un poco difícil para una sustancia beneficiosa que normaliza el metabolismo de la glucosa.
En un estudio publicado en European Journal of Clinical Nutrition, los sujetos de estudio con diabetes tipo 1 que consumieron semilla de fenogreco en polvo, dos veces al día, experimentaron niveles más bajos de azúcar en la sangre en ayunas y una mejor tolerancia a la glucosa, reduciendo además la glucosa en la orina en un impresionante 54%.

Beneficio adicional: el fenogreco también puede reducir los niveles de colesterol “malo” LDL –un factor importante en el control de la diabetes y las enfermedades del corazón. A menudo se aconsejan dosificaciones que van de 2 a 5 gramos de semillas de fenogreco por día. Esta hierba también se encuentra como suplemento, en polvo o cápsulas.


Canela de Ceilán

Los estudios han demostrado que la especia dulce y picante mejora la sensibilidad a la insulina, porque promueve la captación de glucosa mediante el accionar de la actividad del receptor de insulina quinasa.

En un estudio en animales publicado en Pharmacognosy Research en 2012, la canela de Ceilán –científicamente conocida como Cinnamomum zeylanicum– bajó la glucosa en sangre, redujo la ingesta de alimentos y disminuyó los niveles de colesterol LDL dañino.

Y los efectos beneficiosos no se limitan solo a los animales. En una meta-revisión de estudios clínicos publicados en 2013 en Annals of Family Medicine, los autores concluyeron que el consumo de canela se asocia con una disminución “estadísticamente significativa” en los niveles de azúcar en sangre en ayunas, colesterol total, colesterol LDL y triglicéridos.

La recomendación de consumo para el control del azúcar en sangre va desde un cuarto a una cucharadita de canela en polvo al día, mezclada con alimentos.

Precaución: la canela cassia (o Cinnamomum aromaticum), puede contener altos niveles de cumarina, un anticoagulante natural. Para estar en el lado seguro, mejor opte por la canela de Ceilán, también llamada la “verdadera canela”, que contiene niveles de cumarina mucho más bajos.

Clavo de olor
El clavo de olor, científicamente conocido como Sygyzium aromaticum, contiene antocianinas, el mismo tipo de pigmento vegetal beneficioso que se encuentra en los arándanos. Estos brotes secos de fuerte aroma y sabor, son también ricos en quercetina –un poderoso antioxidante que ayuda a las plantas a resistir la enfermedad– junto con altos niveles de eugenol.

La investigación clínica apoya la capacidad de los clavos de bajar el azúcar en sangre. En un estudio publicado en la revista The Federation of American Societies for Experimental Biology en el 2006, los sujetos con diabetes tipo 2 recibieron cápsulas que contenían 1, 2 o 3 gramos de clavo diariamente durante 30 días, mientras que el grupo placebo no recibió clavo de olor.

Los niveles de azúcar en la sangre en el grupo del clavo de olor bajaron de 225 mg/dL a 150 mg/dL, mientras que los niveles de colesterol LDL nocivo bajaron de 175 mg/dL a 145 mg/dL, sin afectar el colesterol HDL beneficioso.

Los investigadores concluyeron que comer de 1 a 3 gramos de clavo al día puede reducir los factores de riesgo para el desarrollo de la diabetes, al tiempo que ayuda a quienes ya son diabéticos a controlar el azúcar en la sangre y el colesterol.

Para obtener los máximos beneficios para la salud, muchos naturópatas recomiendan el consumo de canela y clavo de olor juntos.

Orégano y romero
Estas dos sabrosas hierbas típicas de la dieta mediterránea y tan comunes en nuestra cocina, también están demostrando su mérito en la reducción del azúcar en la sangre. Se trata de otra ventaja de la dieta mediterránea –saludable para el corazón y buena para prevenir la obesidad– en la cual desempeñan un papel clave.

Oreganum vulgare y rosemarinus officianalis son ricos en los poderosos antioxidantes ácido gálico y ácido rosmarínico. Al igual que su pariente, la albahaca, también contienen el antioxidante eugenol.

En un estudio reciente publicado en el Journal of Agricultural Food and Chemistry, el dúo inhibió una enzima promotora de la diabetes llamada dipeptidil peptidase IV. Aunque siempre es preferible usar hierbas orgánicas frescas cuando están disponibles, los investigadores descubrieron que las versiones secas de orégano y romero que se encuentran en los supermercados son tan efectivas en el control del azúcar en la sangre como las hierbas frescas cultivadas en invernaderos.

Baratas y fácilmente disponibles, tanto el orégano como el romero son hierbas seguras de usar cuando se consumen en las cantidades que se emplean para cocinar. Úselas en abundancia en recetas, o prepare aromáticos tés de orégano y romero con una cucharadita de la hierba en una taza de agua hirviendo.

Nota: Si bien estas hierbas y especias comunes a menudo pueden igualar los efectos de los medicamentos para la diabetes, procure siempre contar con la supervisión de un profesional de salud si pretende dejar de tomar los medicamentos recetados.

Referencias:
-http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2010/10/12/more-evidence-cinnamon-helps-control-blood-sugar.aspx
-https://examine.com/supplements/fenugreek
-www.fasebj.org/cgi/content/meeting_abstract/20/5/A990-b
-www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3326760
-www.lifeextension.com/magazine/2012/5/superfoods-basil/page-01