Entrelíneas: Noticia: Los alimentos sin sellos son beneficiosos para la salud

El tema de los alimentos con sello se ha convertido en una especie de alambre de púas que amenaza tibiamente a los verdaderos peligros. ¿Los alimentos sin sellos son realmente saludables? Esta ley se ocupa de aplicar un tema más bien cuantitativo (cantidad) en el rotulado de sus etiquetas, estableciendo límites, pero no profundiza

El tema de los alimentos con sello se ha convertido... seguir leyendo

Francisco Ríos
Químico e investigador independiente

Fuente: 
http://web.minsal.cl/ley-de-alimentos-nuevo-etiquetado-de-alimentos/

El tema de los alimentos con sello se ha convertido en una especie de alambre de púas que amenaza tibiamente a los verdaderos peligros.

¿Los alimentos sin sellos son realmente saludables? Esta ley se ocupa de aplicar un tema más bien cuantitativo (cantidad) en el rotulado de sus etiquetas, estableciendo límites, pero no profundiza mayormente en el aspecto cualitativo (calidad) de los alimentos. Por ejemplo: restringe minerales y vitaminas, pero permite ácidos, colorantes, edulcorantes, saborizantes, preservantes y químicos sin ninguna señal de advertencia.

Obviamente nuestro ministerio tuvo que negociar con los fabricantes de alimentos, ya que reducir los azúcares totales significa también usar menos de la más adictiva de las sustancias en la industria de los alimentos, la sacarosa (azúcar común), debiendo modificar sus fórmulas.

Todo lo que esté por debajo de los límites establecidos por la autoridad (de azúcares, grasas, sodio o calorías) no tiene sellos. Pero no es 
posible deducir cómo nuestras autoridades pretenden decirnos que un producto sin sellos es un alimento saludable, por el solo hecho de 
aportar menos cantidad de azúcar, grasa o calorías que otros alimentos, siendo que aún contienen ingredientes que no son buenos para nuestra salud. Es como pensar que alguien que roba grandes sumas de dinero producto de sus asaltos, de la noche a la mañana hace asaltos de montos más bajos y bajo esa óptica deja de ser un delincuente.

He insistido en la palabra “alambre de púas” porque esto de los sellos es una tibia advertencia, ya que en ningún momento establece 
prohibiciones ni límites a los elementos que causan mayor daño a la calidad nutricional de los alimentos. Queda así muy claro el poder de 
los fabricantes de alimentos que no solo han negociado los límites y elementos permitidos, sino que también han aprovechado de subir 
considerablemente los precios de los productos sin sellos. En mi opinión, esto constituye una estafa con todas sus letras, ya que siguen 
siendo alimentos poco sanos, pero ahora “cumplen con todas las de la ley”.

Para ser más explícito pondré como ejemplo las cecinas. Por definición, estos son alimentos totalmente desvitalizados y no son buenos para la salud. Sin embargo, muchas cecinas no tendrán todos los sellos, porque aquellas que contienen azúcar, la tienen en cantidades por debajo de la norma. Entonces, al tener menos sellos, la gente podría pensar que no es un alimento malo. Sin embargo, sí lo es, por su contenido de colorantes, nitritos, conservantes, sales de curado, etc., ingredientes que no se representan con ningún sello.

El mejor consejo que alguna vez me dieron es: “Si se quiere comer sano, lo mejor es alejarse de los supermercados y acercarse más a las ferias”. 
Entre menos etiquetas mejor.
Mi mayor preocupación es saber que pese a todos los sellos que coloquen en los alimentos, la gente de menor poder adquisitivo leerá las 
etiquetas y advertirá sus sellos, sin embargo, dado el alto valor que los fabricantes le han puesto a los productos sin sellos, ellos no 
tendrán más opción que comprar los productos con sellos y recorrer así el camino hacia la enfermedad auspiciado por los venenos blancos 
(harina, azúcar, sal común), sin dejar de mencionar que son “alimentos” llenos de sustancias de discutible calidad y toxicidad conocida.