En diciembre: Proteja su hígado con un buen tónico

Diciembre es un mes de excesos: graduaciones, despedidas, navidad, año nuevo y otras fiestas. ¡Pobre hígado! ¡Pobre tubo digestivo!

Diciembre es un mes de excesos: graduaciones, despedidas, navidad, año... seguir leyendo

Diciembre es un mes de excesos: graduaciones, despedidas, navidad, año nuevo y otras fiestas. ¡Pobre hígado! ¡Pobre tubo digestivo!

Después de ingerir comidas pesadas, ayude a su hígado bebiendo un té de bailahuén o de boldo (por cada hierba use una hoja pequeña). Y para el día después, recomiendo una limonada especial. Le daré una receta que tiene la facultad de refrescar tubos digestivos afiebrados. Se trata de una bebida antioxidante que ayudará a su hígado en la batalla contra los radicales libres, que proliferan después de los excesos de comida y bebida. Esta limonada además elimina los molestos gases y es desinflamatoria.

Por la noche, vierta en una jarra de vidrio dos litros de agua pura y el jugo de un limón grande. Corte la cáscara de este limón en finas rebanadas y añádalas. También corte y agregue un pepino de ensalada (con su cáscara). Adicione una cucharadita de jengibre fresco rallado y 13 hojas de menta. De forma optativa, puede agregar una cucharadita de miel.

 

Deje la jarra reposando toda la noche en la nevera. Beba el primer vaso en ayunas y el resto ingiéralo durante el día. Tome el último vaso antes de dormir.

Beba estas limonadas lejos de las comidas, que deberán ser lo más sencillas posibles, con muchas ensaladas y variadas frutas.

Una buena noticia es que esta bebida además ha demostrado ser muy efectiva para bajar la barriga.

Miles de buenos deseos para ustedes, ¡bendiciones!