Cómo diferenciar los suplementos naturales de los sintéticos

De acuerdo al Dr. Mark Hyman, médico, erudito y autor estadounidense, partidario de la Medicina Funcional: “Necesitamos suplementos nutricionales porque nuestros suelos, nuestras técnicas de agricultura, el procesamiento que le hacemos a los alimentos y el sistema de distribución de los mismos dan como resultado alimentos carentes en nutrición”.

De acuerdo al Dr. Mark Hyman, médico, erudito y autor... seguir leyendo

De acuerdo al Dr. Mark Hyman, médico, erudito y autor estadounidense, partidario de la Medicina Funcional: “Necesitamos suplementos nutricionales porque nuestros suelos, nuestras técnicas de agricultura, el procesamiento que le hacemos a los alimentos y el sistema de distribución de los mismos dan como resultado alimentos carentes en nutrición”.

Respecto a los suplementos, nuestro cuerpo no está diseñado para consumir sintéticos. En vez de nutrirnos, los ingredientes sintéticos nos roban los nutrientes porque nuestro organismo debe utilizar sus reservas nutricionales para eliminar los residuos tóxicos que estos nos aportan. Nuestro cuerpo sí sabe qué hacer con ingredientes que vienen en su forma completa y son genuinamente naturales, absorbiendo lo que necesita y excretando el resto.

Sólo porque diga ‘Natural’ no significa que lo sea

Las vitaminas pueden ser etiquetadas como naturales incluso si contienen tan poco como el 10% de la forma natural de la vitamina. Por lo tanto, la supuesta vitamina “natural” que está consumiendo puede en realidad estar compuesta de un 90% de químicos sintéticos.

En qué fijarse en la etiqueta o consultar al fabricante

Fuente o ingredientes alimenticios: una fuente alimenticia indicará que el producto es un extracto de algo natural como levadura, pescado, vegetales, cítricos, etc. También, es buena señal que se nombren alimentos completos en la lista de ingredientes en vez de un nutriente en particular.

Formas de sal: como acetato, bitartrato, cloruro, gluconato, clorhidrato, nitrato y succinato son ingredientes sintéticos adicionados a los suplementos para aumentar la estabilidad de la vitamina o mineral.

Letras ‘dl’: la forma dl antes de cualquier vitamina, significa que esa vitamina es sintética.

Ingredientes tóxicos que hay que evitar en los suplementos

  • Aspartamo
  • Ciclamato de sodio
  • Estearato de magnesio (o ácido esteárico)
  • Glutamato monosódico (MSG), que también puede ser disfrazado con el nombre “saborizante natural”
  • Dióxido de titanio
  • Colorantes artificiales dañinos como: Azorrubina, Amarillo Crepúsculo, Carmín de Indigo (Indigotina o Azul 2), Tartrazina, Azul Brillante o Azul 2, Rojo Allura, etc.

Al considerar qué suplementos alimenticios tomar, lo más recomendable es que busque la asesoría de un naturópata o terapeuta para que le indique cuáles son sus requerimientos nutricionales y diseñe el mejor plan para usted. Y si requiere de un suplemento aislado, es posible que le sugieran consumir ese suplemento junto con alimentos que aporten los biocompañeros naturales que potencien la absorción y utilización eficiente del nutriente a suplementar. De esta forma, se asegurará de tomar sólo lo que necesita y beneficia, y no gastará de más.