La dieta crudívora y su relación con las caries

¿Puede influir cierto tipo de dieta en nuestra dentadura? Pues mucho más de lo que creemos. Una alimentación completa puede ahorrarnos varias visitas al dentista y, sin duda, varios miles de pesos en tratamientos de conducto o para tapar caries.

¿Puede influir cierto tipo de dieta en nuestra dentadura? Pues... seguir leyendo

 

Por Paulina Pizarro

¿Puede influir cierto tipo de dieta en nuestra dentadura? Pues mucho más de lo que creemos. Una alimentación completa puede ahorrarnos varias visitas al dentista y, sin duda, varios miles de pesos en tratamientos de conducto o para tapar caries.

Dentro de las personas que han elegido vivir sanamente, existe el movimiento (cada vez de mayor crecimiento) de los crudívoros, es decir, personas que comen todo 100% crudo. Y mientras este tipo de alimentación es muy eficaz en casos de tratamiento para el cáncer o alguna otra enfermedad, y para purificar el cuerpo internamente, en general para la mayoría no funciona. De hecho, mantener este estilo de vida por el sólo placer de hacerlo puede conllevar algunos riesgos insospechados, como las caries.

El problema de las caries

Kevin Gianni es un activista de salud natural y conductor de un programa radial. En esta ocasión conversó con Frederic Patenaude, autor de varios libros sobre alimentación cruda y defensor de la salud natural.

Uno de los grandes problemas de la alimentación cruda es la aparición descontrolada de caries. Frederic cuenta que sus problemas comenzaron hace 14 años, cuando se volvió crudívoro: “Básicamente me salieron muchas caries al mismo tiempo. Descubrí que las personas que siguen una dieta cruda terminan con más problemas dentales, y es porque creen que una dieta saludable cuida los dientes de por sí, y que por ende no es necesario cepillarse. Cuando empecé a tener caries volví a cepillarme, el problema es que cada vez tenía más”.

En la boca viven bacterias, algunas dañinas y otras saludables. Las personas que siguen la dieta cruda comen más veces al día (8 en vez de 4), lo que implica tener más comida en la boca, más seguido. Esto quiere decir que hay más azúcar alimentando las bacterias constantemente, y si no se cepillan nunca, eso puede ocasionar caries.

Existen probióticos para el cuidado oral que ayudan a eliminar las bacterias que causan caries, mal aliento, herpes, etc.

La principal bacteria amigable en la boca es la Streptococcus salivarius. Esta bacteria se ha hecho conocida como un probiótico capaz de crear un ambiente saludable para los dientes y las encías. La cepa K12 se utiliza para controlar las bacterias que causan infecciones de oído, mal aliento y caries.

Cómo prevenir las caries y la sensibilidad dental

Yo tuve una experiencia similar”, cuenta Kevin Gianni. “Nunca había tenido caries en mi vida, siempre tuve buenos dientes. Pero desarrollé problemas dentales igualmente: manchas amarillentas y luego verdosas y sensibilidad extrema al frío y al calor. Cada vez que comía algo azucarado me dolían los dientes”. “Dejar la dieta 100% cruda parece resolver el problema bastante rápido. Usar hilo dental es muy importante”, explica Frederic.

Aparte de suplementar con probióticos, lo importante es reducir la cantidad de veces que comemos al día y cepillar después de cada comida.

Hay un secreto limpiador que además da un brillo envidiable. Se usa aceite virgen (por ejemplo de sésamo), por sus propiedades antibacterianas. Se pone en la boca y se mueve por todos lados por 10 a 15 segundos.

Una alimentación balanceada siempre será beneficiosa para la salud dental, pues mientras mejor te alimentas, mejor será la digestión de minerales y aminoácidos. Y si hay buena producción de ácido clorhídrico, entonces la estructura ósea se beneficiará y con ello los dientes.

Cuando dejé la dieta cruda pude ver que me salieron manchas café en los dientes. El dentista me explicaba que era una caries que dejó de formarse, lo que quiere decir que los dientes lograron remineralizarse y frenar el avance de las caries. Pero no todas las caries son iguales, es bueno visitar a un dentista para prevenir un tratamiento de conducto”, aclara Frederic.

Una dieta balanceada es igual a salud dental

Gracias al trabajo del renombrado doctor Weston Price, podemos comprender qué aspectos claves en la dieta aseguran una salud dental óptima. No se agobie si no puede seguir estos consejos al pie de la letra, pero trate de acercarse lo más posible:

– Consiga alimentos de tierras fértiles

– Prefiera los interiores (órganos) a la carne muscular

– Consuma grasas naturales de animales (criados en campo abierto)

– Los lácteos se consumen crudos y/o fermentados

– Los cereales y legumbres se remojan y/o fermentan

– La soya se fermenta por un largo periodo y se consume en pequeñas cantidades

– Use caldos de huesos para dar sabor a sus comidas

– Use azúcares no refinados

– Consuma grandes cantidades de vegetales y frutas

– Consuma sal sin refinar

– Use horno/cocina tradicional

– Consuma semillas tradicionales, de polinización natural

Fuentes:

-www.renegadehealth.com

-www.westonaprice.org