Diciembre, mes de celebraciones y de kilos extras

En la mayoría de los hogares de Chile y el mundo, las celebraciones son acompañadas de una amplia gama de bebidas y alimentos, que suelen ser procesados, altamente calóricos o con contenido alcohólico. El promedio de kilos que se suben durante el mes de diciembre fluctúa entre dos y cuatro. A esto se suma los factores de estrés y ansiedad propios de fin de año que aumentan la grasa y retención de líquido alrededor de la cintura.

En este artículo deseamos ayudarte a minimizar estos problemas. Para ello te recomendamos:

1. Si te estresas buscando qué regalar, mejor opta por regalar salud. Suplementos alimentarios, una suscripción al gimnasio, patines o bicicleta pueden aumentar tu nivel de satisfacción al entregar algo útil que, además, mejora la calidad de vida de tus seres queridos. 

2. Libérate del estrés por medio de una salida ‘biológica’, como clases de boxeo o aerobox si tu problema es el enojo; y running o caminatas si tu problema es el miedo. Por último, si tu problema es el dinero, evita endeudarte o excederte con las tarjetas de crédito. En vez, recurre a toda tu creatividad y busca otras alternativas de obsequios. Paseos al aire libre, manualidades, una rutina cómica o teatral, son todas buenas opciones para sacar a tu familia de la preocupación. Recuerda que el verdadero sentido de la Navidad no son los regalos, pero incluso si así fuese, estos deberían ser pensando en el verdadero festejado.

3. Incrementa tu actividad física bajándote una parada antes de tu lugar de destino. También aprovecha la red de bicicletas en arriendo sobre todo en la Región Metropolitana (Bikesantiago). Busca una disciplina que te agrade, pero recuerda, entre más gasto calórico más podrás comer de lo que te gusta en estas fiestas.

4. Aumenta tu consumo de proteínas. El Dr. Armando Varas Espejo asegura que una dieta baja en proteínas aumenta la generación de grasas y retención de líquido alrededor de la cintura, y  disminuye la sensación de saciedad, además de aumentar la de ansiedad. Un organismo sano adulto activo pierde 50 g de proteína diaria. ¿Cómo se recuperan estas proteínas esenciales? Una forma es aprovechando los asados de estas fiestas, ya que las carnes son buenas fuentes de proteínas. Procura consumirlas con abundantes ensaladas preferentemente crudas, y evita los carbohidratos como pan, arroz y pastas, y también las bebidas gaseosas o el alcohol.

5. Incluye micronutrientes en tu dieta.

Magnesio. Participa en la metabolización del azúcar en sangre. Para una correcta absorción las vitaminas y minerales que suelen acompañarlo son las del complejo B y el calcio. En conjunto, un buen suplemento con estos nutrientes ayudará a suprimir la ansiedad y promoverá la formación de ciertos neurotransmisores que ayudan a la relajación mental, bajando así los niveles de estrés propios de fin de año. Además, el magnesio es un biocompañero esencial de las proteínas. Ayuda a regenerar huesos y formar algunas de las enzimas que participan en el metabolismo. La carencia extrema de este micronutriente puede provocar cambios de personalidad, irritabilidad, anomalías del ritmo cardíaco, convulsiones, calambres, fatiga y debilitamiento.

Zinc. Es necesario para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y la reparación de tejidos. Si vas a consumir zinc, hazlo en conjunto con proteínas que contengan arginina, como por ejemplo, pescados.

L-Arginina. Aminoácido que participa en el correcto desempeño de las funciones hormonales. Ayuda a la producción de energía y la relajación de las paredes arteriales, a través de la producción de óxido nítrico (gas que se genera en las paredes arteriales produciendo su dilatación).

Calcio y vitamina D3. Además de estar relacionado con la salud ósea, el calcio ayuda con la relajación muscular, ligamentosa y nerviosa. La vitamina D es fundamental para la metabolización del calcio. Se puede obtener de forma económica con una correcta exposición al sol (15 minutos diarios fuera de la hora punta).

Ten en cuenta que el estrés provoca una rápida eliminación de proteínas, vitaminas del complejo B, magnesio y zinc del organismo, por eso la importancia de optimizar el consumo de estos nutrientes.

Considera toda esta información y así evitarás los problemas relacionados al aumento de peso y la pérdida de tu figura, y no formarás parte de las estadísticas de este mes.