Deliciosas infusiones para acelerar el metabolismo

Un índice de músculo adecuado y la justa grasa corporal nos proporcionan un verdadero equilibrio y la satisfacción de vernos bien. Sabemos que algunas personas tienen un metabolismo que les permite quemar grasas sin hacer demasiado esfuerzo, pudiendo incluso mantenerse en su peso durante prácticamente toda su vida.

Un índice de músculo adecuado y la justa grasa corporal... seguir leyendo

Un índice de músculo adecuado y la justa grasa corporal nos proporcionan un verdadero equilibrio y la satisfacción de vernos bien. Sabemos que algunas personas tienen un metabolismo que les permite quemar grasas sin hacer demasiado esfuerzo, pudiendo incluso mantenerse en su peso durante prácticamente toda su vida.

 

Otras, en cambio, intentan acelerar el metabolismo por medio de dietas extremas, píldoras o batidos mágicos a costa de su salud. Para acelerar el metabolismo de forma natural, lo ideal es que sigamos una pauta correcta de alimentación en la que no se pierdan vitaminas ni minerales.

 

Debemos continuar consumiendo proteínas, de modo que el músculo se fortalezca y no se ponga blando, que es lo que suele ocurrir al bajar de peso. Así, una nutrición equilibrada, junto con ejercicio y las siguientes infusiones, nos ayudarán muchísimo en nuestro propósito.

 

Cáscara de manzana con canela

Seguro que ya has oído hablar de las propiedades adelgazantes de la cáscara de manzana. Por esta característica  y porque contiene ácido ursólico, compuesto que acelera el metabolismo y mejora la capacidad del trabajo muscular, es conveniente consumir manzanas siempre con piel, previo lavado, naturalmente.

La infusión de cáscara de manzana y canela es muy fácil de preparar.

Pela tres manzanas y pon la cáscara en una olla con un litro de agua.

Deja que llegue a ebullición, para después, una vez que esté tibia, añadirle una cucharada de canela en polvo. Bebe este líquido a lo largo del día.

Té verde con canela

Su alto contenido de polifenoles, sustancias químicas de propiedades antioxidantes, tiene un efecto activador en el sistema nervioso que invita a la acción. Estos compuestos son capaces de mejorar la capacidad de atención, reducir la inflamación y acelerar el metabolismo. Si los combinamos con canela, se conseguirá una rica bebida con la que puedes complementar tu dieta. No tienes más que preparar una infusión de té verde tradicional y agregarle un poquito de canela. Tómalo idealmente dos veces al día, en tu desayuno y por la tarde.

Piña con jengibre

Infusión deliciosa, saludable, curativa y adelgazante. Vale la pena que la tomes dos veces al día. La piña tiene una alta concentración de antioxidantes acompañados de la enzima bromelina, lo que hace mejorar la movilidad y aumentar la energía. El jengibre por su parte, es rico en terpenoles como el gingerol, que acelera el metabolismo digestivo y produce respuestas cerebrales por su sabor picante, mejora la digestión y, por lo tanto, ayuda a nuestro organismo, por un lado, a absorber y aprovechar todos los nutrientes de los alimentos, y por otro, a evitar el estreñimiento y a eliminar los desechos.

¿Y cómo la hacemos?

Primero preparamos la infusión con la raíz del jengibre: lleva a ebullición medio vaso de agua con una cucharada de jengibre rallado. Una vez conseguida la decocción, filtra el jengibre para quedarte con la infusión. Seguidamente, toma dos rodajas de piña y pásalas por el extractor de jugo. El líquido obtenido lo mezclas con la infusión y listo. Si gustas, puedes agregarle merquén por su alto poder termogénico.