Cura de ajo y limón para prevenir enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en la primera causa de muerte en muchos países. Uno de los factores más importante en la aparición de estas condiciones es la alimentación inadecuada con exceso de frituras y alimentos procesados, junto con el consumo de tabaco, alcohol, café o bebidas con cafeína, entre otros. A esto debemos sumarle el estrés, cada vez más presente en nuestras vidas e impuesto por el ritmo de la sociedad, el trabajo y las obligaciones familiares.

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en la primera causa... seguir leyendo

Directorio
Asociación de Salud Natural A.G.

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en la primera causa de muerte en muchos países. Uno de los factores más importante en la aparición de estas condiciones es la alimentación inadecuada con exceso de frituras y alimentos procesados, junto con el consumo de tabaco, alcohol, café o bebidas con cafeína, entre otros. A esto debemos sumarle el estrés, cada vez más presente en nuestras vidas e impuesto por el ritmo de la sociedad, el trabajo y las obligaciones familiares.
Todos estos factores pueden causar que las arterias se estrechen; situación que puede conducir a arterosclerosis, hipertensión e hipercolesterolemia, y –con el tiempo– impactar al corazón.
De allí la importancia de consumir alimentos y plantas que no sólo eviten la aparición de este tipo de enfermedades, sino que también permitan el fortalecimiento del corazón.

Beneficios de la cura de ajo y limón:
Elimina los depósitos grasos acumulados en el cuerpo.
Ayuda a disminuir el colesterol malo (LDL) y aumentar el bueno (HDL).
Disminuye los triglicéridos en sangre.
Previene la formación de trombos.
Disminuye la tensión arterial. 
Mejora el funcionamiento del hígado y potencia su función depurativa.
Mejora el funcionamiento de los riñones y, por tanto, ayuda a combatir la retención de líquidos.
Mejora los problemas de circulación.
Es altamente antioxidante, por lo que renueva y rejuvenece nuestras células.
¿Para qué está recomendado?

Dolores de cabeza, trombosis cerebral, arteriosclerosis, hipertensión, mala circulación, viscosidad, várices, colesterol y triglicéridos elevados, hinchazón de pies, entre otras.

 

 

Ingredientes
4 limones
4 cabezas de ajo
3 litros de agua hervida (tibia)
¿Cómo lo preparamos?
•    Desgranamos las cabezas de ajo y los pelamos
•    Lavamos y cortamos el limón en trozos pequeños, sin quitar la cáscara.
•    Añadimos parte del agua tibia, previamente hervida, y lo batimos bien en la licuadora.
•    Dividimos esta mezcla en tres frascos de vidrio (de litro), los cuales terminaremos de rellenar con el agua tibia.
•    Los cerramos herméticamente y los guardamos en el refrigerador durante tres días.
•    Pasados estos días colamos el contenido de los tres frascos y lo volvemos a guardar en el refrigerador.
¿Cómo lo tomamos?
Los primeros días tomaremos una cucharada sopera media hora antes de cada una de las comidas del día.
Si nuestro cuerpo reacciona bien, aumentaremos a dos cucharadas soperas de este jarabe, media hora antes de cada una de las tres comidas del día.
Así, progresivamente, vamos aumentando la dosis hasta llegar a un máximo de 50 ml del preparado, tres veces al día. Tomamos por dos semanas, descansamos una, y repetimos hasta completar los 40 días que dura el tratamiento.
Es importante destacar que en cualquier cura depurativa, los primeros días podemos notar como algunos síntomas empeoran, esta es la crisis curativa. Es algo normal, ya que el organismo está empezando a movilizar y eliminar las toxinas. Por esta razón, lo ideal es realizar la cura con la asesoría y guía de un profesional de la salud.