Cuide su piel en verano

Las altas temperaturas ya nos tienen a todos morenitos. Se recomiendan mucho los bloqueadores, pero a mí aún me causan desconfianza con su carga de químicos que me hacen preguntar: ¿Qué será lo menos malo? Cuando me aventuré con uno (muy caro para colmo), se me inflamó la piel y no he vuelto a experimentar con nada que no salga del baúl de mi abuelita.

Las altas temperaturas ya nos tienen a todos morenitos. Se... seguir leyendo

Las altas temperaturas ya nos tienen a todos morenitos. Se recomiendan mucho los bloqueadores, pero a mí aún me causan desconfianza con su carga de químicos que me hacen preguntar: ¿Qué será lo menos malo? Cuando me aventuré con uno (muy caro para colmo), se me inflamó la piel y no he vuelto a experimentar con nada que no salga del baúl de mi abuelita.

Nadie en mi familia tiene cáncer a la piel y vamos felices al campo o a la playa.

El mejor de los remedios es la prudencia. Le sigue una buena alimentación de frutas, verduras y mucha agua pura. Tengo por costumbre que cuando me sirvo una fruta, me unto los brazos y las manos con sus cáscaras, y si alcanza me unto la cara. Son golosinas muy saludables para la piel.

A los niños les tonificamos la piel con aceite de rosa mosqueta, mientras que los adultos usamos el aceite de oliva extra virgen. Felizmente no gastamos en cosmética. Pero no ha faltado que alguno de los niños se ha dorado más de la cuenta en algún paseo, entonces recurrimos al remedio familiar: untarlos con yogur natural.

Sin importar si la quemadura fue solar o con fuego, el yogur refresca, calma el dolor y tonifica. El mejor es el natural de pajaritos. Pero el yogur natural sin sabor comprado, es más cómodo para portar en los bolsos. En caso de emergencia, use cualquier yogur mientras llega a su casa y prepara el siguiente remedio:

Para una clara de huevo, una cucharada de buena miel de abejas. Con esa pasta cubra la zona afectada y el colágeno de la piel se restaurará. Y si tiene una planta de aloe vera, use el gel interior y tendrá una efectiva solución que no dejará cicatrices ni manchas. Son muchos los remedios caseros para la piel; el pepino de ensalada, la piña, las frutillas, el melón, etc. Otra alternativa es cubrirse con cualquier jugo de frutas mientras llega a su casa a preparar lo antes indicado.

¡Siga disfrutando sus merecidas vacaciones!