¿Conoce el síndrome de cuello de texto o text neck?

Cada día se hacen más evidentes ciertos defectos posturales derivados directamente del estilo de vida actual, dominado por el uso o abuso de las nuevas tecnologías. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en el FHP, siglas que corresponden a Fordward Head Posture (cabeza inclinada hacia adelante), patología relativamente moderna, relacionada con dolores de cuello y cefaleas provocados por mantener flectado el cuello durante mucho tiempo.

Cada día se hacen más evidentes ciertos defectos posturales derivados... seguir leyendo

Mario Véliz

Quiropráctico

Cada día se hacen más evidentes ciertos defectos posturales derivados directamente del estilo de vida actual, dominado por el uso o abuso de las nuevas tecnologías. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en el FHP, siglas que corresponden a Fordward Head Posture (cabeza inclinada hacia adelante), patología relativamente moderna, relacionada con dolores de cuello y cefaleas provocados por mantener flectado el cuello durante mucho tiempo.

 

Como el cuerpo tiende a amoldarse a las necesidades o exigencias a las que lo sometemos de manera habitual, esta postura, que adoptamos constantemente delante de computadores, tablets y teléfonos móviles, genera una adaptación progresiva que hace que la musculatura de la parte posterior del cuello se estire de forma permanente para acomodar nuestra posición. A pesar de este proceso adaptativo, la anatomía del cuello no está preparada para  soportar esta inclinación de la que hablamos, de manera que finalmente el cuerpo acaba resintiéndose. Numerosos estudios han demostrado que los efectos que puede causar este padecimiento a nuestra salud son graves, ya que pueden llegar a alterar la curvatura original de la columna vertebral e incluso evitar que podamos corregirla en los casos más graves.

Según el diario británico The Telegraph, el text neck es el trastorno muscular “de moda” en la era de la información, y se está convirtiendo en una auténtica epidemia mundial, que puede estar afectando tu salud, causándote dolor y deformaciones estructurales.

Postura correcta, esencial cuando hablamos del cuello La cabeza de un adulto pesa, aproximadamente, 5 kilogramos. Si esta es inclinada para mirar hacia abajo por largo tiempo, ejerce una enorme tensión en los músculos y ligamentos del cuello y su peso se incrementa.

Así, para un ángulo de inclinación de 15°, el peso de la cabeza se duplica. Con 30° de inclinación, se convierte en 18 kg. A medida que el ángulo aumenta, se acrecienta la tensión en el cuello, al igual que en las vértebras y en los discos cervicales.

Entre los efectos más comunes se encuentran:

Subluxación y desalineación vertebral.

Estrechamiento del grosor de los discos y compresión.Fuertes dolores de cuello a causa de la tensión muscular prolongada.

Aparición de hernias cervicales o compresión de los nervios que se irradia hacia todo el brazo, con sensación de hormigueo o adormecimiento.

Aplanamiento y desalineación de la columna cervical.

Deformación de la curva natural del cuello que puede provocar artrosis a una edad temprana.

Pérdida de la capacidad vital de los pulmones hasta en un 30 %, lo que podría originar alguna enfermedad cardíaca o arterial.

Compromiso de todo el sistema digestivo, en especial del intestino grueso, debido a esta postura incorrecta.

Medidas de prevención:

–    Realiza pausas recurrentes para aliviar la tensión cervical.

–    Idealmente, recurre a la atención de un quiropráctico una vez al mes, para mantener la estructura y la correcta posición de tu columna cervical, y evitar todos los efectos nocivos que te puede provocar el uso excesivo de tecnología portátil o el síndrome text neck.

 

Fuentes:

-http://globalmedia.mx/

-www.ine.es-www.hatfieldchiropractic.com

-www.quiropracticapuravida.com