Cálculos a la Vesícula

La vesícula biliar está ubicada debajo del hígado. Su función es almacenar bilis secretada por el hígado. La bilis contiene colesterol, sales biliares, lecitina y otras sustancias, y el organismo la utiliza para digerir grasas.

La vesícula biliar está ubicada debajo del hígado. Su función... seguir leyendo

Jaime Pacheco C.
IRIDÓLOGO NATUROPATA HOLÍSTICO 
NUTRICIÓN Y DIETÉTICA. 

La vesícula biliar está ubicada debajo del hígado. Su función es almacenar bilis secretada por el hígado. La bilis contiene colesterol, sales biliares, lecitina y otras sustancias, y el organismo la utiliza para digerir grasas.

Cálculos biliares
A veces el colesterol se cristaliza y puede combinarse con la bilis de la vesícula formando cálculos, muchas veces asintomáticos. Cuando el cálculo obstruye el paso de la bilis, se presentan náuseas, vómitos y dolor en la zona superior derecha del abdomen. Los síntomas suelen aparecer después de que el afectado ha consumido alimentos grasos o fritos.

Alimentación en la crisis
Cuando se presenta la inflamación de la vesícula biliar es necesario abstenerse de comer alimentos sólidos durante algunos días. Se debe beber solamente agua destilada o filtrada de buena calidad, como asimismo jugo de pera y manzana durante tres días. Se agregan luego a esa dieta líquida alimentos sólidos, tales como rallada

con dos cucharadas de aceite de oliva, jugo de un limón fresco y puré de manzana recién preparado.

Finalmente, se expulsan los cálculos a través de la materia fecal tomando el zumo de un limón con tres cucharadas de aceite de oliva, antes de acostarse y al levantarse.

 

 

Manejo del dolor
Se alivia el dolor impregnando una tela blanca de algodón con aceite de ricino caliente y aplicándolo en la zona de la vesícula biliar. Se debe cubrir la tela con un plástico y sobre el plástico un paño caliente para conservar el calor de la compresa. El tiempo de aplicación será en relación al dolor, pudiendo ser entre media a dos horas.

 

Dieta cruda

Es fundamental seguir una dieta de alimentos crudos, incluyendo en ella manzana fresca, yogur y remolacha. También huevos a la copa  y pescado asado a la plancha.

El organismo se limpia consumiendo durante cinco días tantos zumos de manzana como se pueda. El zumo de pera y/o de remolacha purifican el hígado.

 

Evite el azúcar, carnes, grasa de origen animal, condimentos, frituras, gaseosas, margarinas, aceites comerciales, chocolate, café e hidratos de carbono refinados.

 

 

 

No coma en exceso
El sobrepeso y la obesidad tienen una relación directa con las enfermedades de la vesícula biliar.

 

Desintoxique su hígado y colon
Si lo hace, notará una increíble mejoría en el funcionamiento de su vesícula biliar y de su organismo en general. La clave de la salud está en un colon sano y limpio.

Bernard Jensen decía: “Detrás de cada patología crónica tenemos involucrados problemas intestinales”.