Tratamiento natural para los cálculos a la vesícula

Cuando el hígado y la vesícula biliar se congestionan con toxinas, no son capaces de secretar la bilis de manera eficaz. Esto puede causar desequilibrios y conducir a la formación de cálculos biliares.

Cuando el hígado y la vesícula biliar se congestionan con... seguir leyendo

Los cálculos biliares son formaciones cristalinas de colesterol y calcio que se producen dentro de la vesícula biliar y las vías o conductos biliares. Estas piedras varían en tamaño; pueden ser tan pequeñas como un grano de sal o tener casi el tamaño de una pelota de golf. Así, los cálculos biliares son un signo de desintoxicación incompleta del hígado y representan una amenaza significativa para su salud.

La vesícula biliar sirve como un reservorio para concentrar la bilis que es producida por el hígado. La bilis es necesaria para digerir y metabolizar los ácidos grasos, así, la bilis concentrada permite al cuerpo metabolizar eficazmente los alimentos ricos en grasa. Ahora, cuando el hígado y la vesícula biliar se congestionan con toxinas, no son capaces de secretar la bilis de manera eficaz. Esto puede causar desequilibrios y conducir a la formación de cálculos biliares.

Los cálculos biliares son comúnmente una combinación de colesterol y calcio. La mayoría de las personas no experimentan signos o síntomas externos. Sin embargo, a medida de que las piedras se hacen más grandes dificultan la digestión y pueden causar dolor leve a intenso en el área superior derecha del abdomen. Estos episodios dolorosos ocurren generalmente en la noche después de comer una comida alta en grasas. Otros síntomas incluyen hinchazón abdominal, eructos, gases, heces grasosas, sensación de energía baja después de comer y diarrea.

Alivio rápido del dolor de un ataque de vesícula biliar

Beba 1/4 taza de vinagre de sidra de manzana (preferiblemente almacenado en vidrio). A continuación, si es posible, beba 250 cc de jugo de manzana (de preferencia orgánico), o mezcle ambos juntos. Gran parte del dolor debería desaparecer en 15 minutos.

Ciclo de ayuno para limpiar y desintoxicar

La salud del hígado depende de un ciclo regular de ayuno para limpiar y desintoxicar eficazmente. Un ayuno de 12 horas entre la cena y el desayuno es un gran hábito que todos deberíamos adoptar a diario. La idea es terminar la última comida sólida a las 20:00 hrs., sin comer ningún otro alimento sólido hasta las 8 a.m. del día siguiente. Esto da al cuerpo cuatro horas para digerir y metabolizar el alimento, y luego 8 horas para que el hígado pueda limpiar.

Una vez que ha incorporado este ciclo diario de desintoxicación de 12 horas en su estilo de vida puede optar por aumentar el período de tiempo. Además, puede dejar un día o dos a la semana para realizar un ayuno líquido, con jugos caseros de verduras frescas, limonadas naturales o agua con vinagre de manzana. Este ayuno líquido ayudará a mejorar la capacidad del hígado para purgar las toxinas y facilitará las evacuaciones.

Medidas de prevención y tratamiento de los cálculos a la vesícula

Las siguientes recomendaciones ayudan a corregir la disfunción hepática, además de combatir los cálculos biliares y mejorar la salud general. Como los cálculos se forman de colesterol, varias de las recomendaciones apuntan a este.

  • Reduzca la ingesta total de grasa, especialmente de grasas no naturales y tóxicas como aceites hidrogenados, margarinas, soya y canola. Las grasas naturales como la mantequilla son mejores, pero en caso de cálculos deben ser consumidas con moderación.
  • Tome un suplemento de omega 3 de aceite de pescado (libre de metales pesados) o de aceite de semillas de linaza.
  • La niacina (vitamina B3) es útil para personas con problemas cutáneos o de colesterol.
  • La exposición a la luz solar convierte las reservas excesivas de colesterol almacenadas dentro de la piel en vitamina D2, que luego es utilizada por el hígado para producir vitamina D3. Por lo tanto, la luz del sol ayuda de múltiples formas. Además refuerza el sistema inmunológico.
  • Cardo mariano, diente de león y regaliz (disponibles como hierbas o suplementos) son excelentes tónicos hepáticos.
  • La vitamina C hace que el colesterol sea más soluble en agua, lo que permite que el cuerpo elimine mejor los excesos.
  • La cúrcuma aumenta la solubilidad de la bilis.
  • Tome vinagre de sidra de manzana, limonada o jugo de manzana en forma regular. Incluir en su alimentación varias cucharadas de vinagre de sidra de manzana al día es lo mejor.
  • El aceite de ricino reduce la inflamación. Humedezca generosamente un paño con aceite de ricino puro, prensado en frío, que puede adquirir en tiendas naturistas o por Internet. Luego, recostado boca arriba coloque el paño en la zona del hígado (parte superior derecha del abdomen) sobre la piel descubierta. Ponga un trozo de plástico encima del paño y sobre él, una botella de agua lo más caliente posible según su tolerancia. Permanezca con la compresa un mínimo de 30 minutos, y trate de hacerlo a diario para desinflamar la zona. Si se recuesta en una cama, es bueno que la recubra con un plástico antes de acostarse puesto que parte del aceite puede escurrir y manchar.

Si quiere aprender a eliminar los cálculos biliares con un tratamiento paso a paso para hacer en casa, solicite el ejemplar N°6 de nuestra revista Soluciones llamando al 226330695.

(Artículo originalmente publicado en la edición 153 de El Guardián de la Salud, en su versión impresa)

Fuentes:

– www.naturalnews.com/z035297_gallstones_gallbladder_remedies.html

– http://healthwyze.org/reports/206-holistically-and-naturally-treating-gallstones-gallbladder-attacks-and-what-you-can-do-about-them-without-getting-butchered-by-a-surgeon

About El Guardián de la Salud 15 Articles
Casa Matriz: Diagonal Paraguay 491, Santiago.    Fono: 2 633 0695               Email: info@guardiansalud.cl www.guardiansalud.cl

Be the first to comment

Leave a Reply