Anticoagulantes naturales: Contra la Trombosis Venosa Profunda (TVP)

A mediados del siglo IXX, el prominente médico alemán y patólogo Rudolf Virchow enunció tres factores fundamentales de TVP: daño de la pared vascular, éstasis (detención o disminución de la velocidad) del flujo sanguíneo y cambios en la coagulabilidad de la sangre. Dicha definición continúa vigente.

A mediados del siglo IXX, el prominente médico alemán y... seguir leyendo

LUIS QUINTEROS
TERAPEUTA DE MEDICINA NATURAL ORTOMOLECULAR

Esta imagen muestra un muslo y pierna inflamados y de color rojo a causa de un coágulo de sangre (trombo) en las venas profundas de la ingle (venas ileofemorales), que impide el retorno normal de la sangre desde la pierna al corazón.

A mediados del siglo IXX, el prominente médico alemán y patólogo Rudolf Virchow enunció tres factores fundamentales de TVP: daño de la pared vascular, éstasis (detención o disminución de la velocidad) del flujo sanguíneo y cambios en la coagulabilidad de la sangre. Dicha definición continúa vigente.

Algunos anticoagulantes naturales que pueden dar sorprendentes resultados anti-inflamatorios, sin los efectos secundarios de los medicamentos sintéticos, son:
1. Vitamina E, está clínicamente probado que es tan eficaz como la mayoría de los medicamentos anticoagulantes.

 

 

2. Omega 3, de fuentes animales (pescado, aceite de hígado de bacalao y
krill) y vegetales (aceite de linaza, palta, semillas de sésamo y nueces) son fácilmente absorbidas por nuestro cuerpo.

 

3. Jengibre, su uso generoso en salteados, ensaladas e incluso en los jugos reduce la inflamación.

4. Salicilatos, son excelentes anticoagulantes. Alimentos que los contienen en altos niveles incluyen ají en polvo, pimienta de cayena, canela, orégano, cúrcuma y eneldo.

 

5. Frutos secos y bayas naturales como pasas, arándanos, ciruelas y cerezas. Son muy altos en antioxidantes y ayudan a mantener la salud cardiovascular. Hay que consumirlos en grandes cantidades.

6. Ejercicio, actúa como anticoagulante natural, ya que ayuda a facilitar el flujo de sangre a los órganos y a reducir el riesgo de coagulación de la sangre. Comience con rutinas moderadas y de ejercicios fáciles.

7. Vitamina B6, ayuda a evitar la coagulación excesiva que conduce al endurecimiento de las arterias y enfermedades vasculares y cardíacas. Se encuentra en la mayoría de los cereales integrales, papas dulces y legumbres.

8. Té verde, gracias a componentes como catequinas, quercetinas, rutina y magnesio, actúa reduciendo la formación de coágulos.

9. Aloe vera, mejora la circulación de sangre por su aporte de magnesio, vitamina C y selenio, entre otras sustancias.

10. Perejil, a través de su té se logra reducir coágulos en el torrente sanguíneo.

11. Ginkgo biloba, posee propiedades vasodilatadoras, mejorando la circulación y evitando que se formen coágulos que impidan el paso de la sangre, especialmente en los miembros inferiores. Es considerada una de las más eficaces hierbas conocidas como anticoagulante.

Otros suplementos alimenticios que ayudan son:
-Lecitina Granulada
-Complejo B
-Potenciadores del Óxido Nítrico
-L-lisina, extracto de té verde y vitamina C -Arándano + Chía -Octacosanol (aceite concentrado de germen de trigo)

Siempre consulte a su naturópata antes de comenzar cualquier régimen de anticoagulación por su cuenta, para evitar un trastorno de coagulación potencialmente peligroso.