Adelgace consumiendo grasas saludables

Ahora piensen en lo que comemos al desayuno. Si usted no desea engordar, se le dice que tome leche descremada y cereal de maíz, trigo o avena. ¿Cierto? Sin embargo, esta es la receta para hacerlo engordar de la mayor forma posible y lo más rápido posible. Nunca dejará de querer comer porque nunca estará comiendo ningún alimento que le produzca verdadera saciedad.

Ahora piensen en lo que comemos al desayuno. Si usted... seguir leyendo

Dr. Al Sears

Adivinen qué le dan de comer a los cerdos cuando los quieren engordar lo máximo posible y rápido: leche descremada. Porque si les dan leche entera, se sentirán saciados. Si están saciados no comerán más. Pero si le dan leche descremada, comerán todo el grano que les den porque tendrán una deficiencia de grasa.

 

Ahora piensen en lo que comemos al desayuno. Si usted no desea engordar, se le dice que tome leche descremada y cereal de maíz, trigo o avena. ¿Cierto? Sin embargo, esta es la receta para hacerlo engordar de la mayor forma posible y lo más rápido posible. Nunca dejará de querer comer porque nunca estará comiendo ningún alimento que le produzca verdadera saciedad.

 

Sin el consumo de grasa, no podrá encontrar la forma de llevar nutrientes a sus órganos. Sin grasa, su cerebro sería del tamaño de una rana. Sin grasa, usted no estaría vivo.
Yo no sé por qué los nutricionistas y dietistas modernos siguen diciendo que no coma grasas.
Si alguien estuviera construyendo un cuerpo, la grasa sería como el sueño del diseñador. Imagine construir su cuerpo con ladrillos que pudieran convertirse a sí mismos en paredes. Que pudieran cambiar el lugar y el grosor de las paredes minuto a minuto dependiendo de sus necesidades. Que en algunos lugares fueran impenetrables y en otros dejaran entrar nutrientes y salir desechos. Que se abrieran y cerraran para permitir el paso de la luz y el aire.

Las células vivas se fabrican con estos ladrillos vivos, que reciben el nombre de lípidos. Las moléculas de lípidos tienen cabeza y cola. Y las colas están hechas enteramente de grasa. Estos lípidos grasos forman la membrana de todas las células. Lo que va dentro, y lo que no, cambia constantemente, y los lípidos cambian y juegan el papel de policías de tráfico.

Por ejemplo, la “funda” que rodea todos los nervios está hecha de mielina. Ésta aísla el axón del nervio para que pueda enviar impulsos eléctricos eficientemente. Estos ácidos grasos de células de mielina se unen entre sí, creando una capa dura. Sin la grasa suficiente, se puede sufrir de desmielinización, donde los nervios pierden su aislamiento y no pueden transmitir señales eficientemente.

La grasa también ayuda a transportar nutrientes alrededor del cuerpo y llevarlos donde sean necesarios. Las vitaminas A, D, E, K y Coenzima Q10 no pueden ser absorbidas sin grasa. 

De hecho, ¿sabe usted lo que hace el cuerpo cuando siente que está pasando hambre? Hace todo lo posible por preservar las reservas de grasa. Así de importante es la grasa.

Y si está cargando algunos kilos de más, eso es exactamente lo que le está ocurriendo. Su cuerpo está almacenando grasa porque está recibiendo la señal de que está pasando hambre. Esto es algo que ocurre cuando come demasiados carbohidratos.

Para cambiar esto, necesita comer más grasa y proteína, y menos carbohidratos.

La proteína crea un ambiente de abundancia y buenos tiempos en el cuerpo. Y comer grasa ayuda a saber que se está satisfecho y bien alimentado.

El otro lado de la moneda es que no necesitará grasa corporal si al otro día comerá bien de nuevo. Así que, va a comenzar a derretir la grasa existente. La falta de proteína hace lo contrario, le dice al cuerpo que almacene grasa porque el cuerpo teme pasar por hambruna.

La proteína y la grasa son claves para la buena salud. Sin ellas, moriría.

Los carbohidratos son otra historia. De hecho, se pueden fabricar carbohidratos a partir de grasa y proteína.

La industria nos ha quitado muchas de las buenas grasas que necesitamos – diciéndonos que son malas; y como substituto, nos entregaron grasas fabricadas por el hombre que sí resultaron ser peligrosas.

La clave para reducir la grasa corporal es NO privarse de los alimentos grasos que uno nació para comer.

La mejor parte es que los alimentos ricos en grasas y proteína son los más deliciosos. Sólo necesita asegurarse de comer el tipo correcto de grasas en las proporciones correctas.

-Carne y huevos son las mejores fuentes. Si es posible, coma carne de animales alimentados con pasto. El sabor es genial y es mucho mejor para usted porque tiene el tipo correcto de grasas. 28 gramos aprox. de carne tiene alrededor de 7 gramos de proteína.

Los huevos son el alimento perfecto. Yo como todos los días. Son el ‘criterio de referencia’ por el cual se miden otras proteínas. Esto quiere decir que todos los aminoácidos en las cantidades correctas están en un solo lugar. Para mejores resultados, consuma huevos que provengan de gallinas criadas naturalmente.

 

-Aléjese de las grasas hechas por el hombre, o grasas trans, como los aceites comunes y las margarinas. Las grasas trans son el resultado de la “hidrogenización”. Cuando una molécula de hidrógeno es añadida a los aceites vegetales, los convierte en grasas sólidas. Estas grasas sólidas reemplazan las grasas animales. El cuerpo no las reconoce como alimento y cuando usted come este tipo de grasa, nunca se siente satisfecho.

Otra buena fuente de proteína son el salmón y otros peces de agua fría. 

-Además, los siguientes frutos secos y semillas tienen una gran cantidad de grasas buenas y la mayor cantidad de proteína al consumir ¼ de taza: almendras, maníes, castañas de cajú, semillas de girasol y semillas de calabaza.

-Otros dos alimentos con grasas saludables incluyen el kiwi y las paltas. El kiwi tiene un montón de fibra, vitamina K y grasas omega-3. Las paltas tienen un puntaje de aminoácidos tan alto como los huevos. Están llenas de vitaminas, colina y magnesio. Tienen muy pocos carbohidratos y están cargadas con grasas saludables para el corazón. 

Ref: http://www.healthiertalk.com/skinny-fat-4058