Acaba con la candidiasis de raíz

La candida es un hongo que, en niveles adecuados, ayuda a la absorción de nutrientes y a la digestión. Sin embargo, cuando se perturba el equilibrio natural del pH del cuerpo, puede crecer fuera de control y crear un problema sistémico que se manifiesta con los típicos síntomas.

La candida es un hongo que, en niveles adecuados, ayuda... seguir leyendo

La candidiasis es un tipo de infección causada por el hongo candida albicans. Es muy común y puede presentarse en la boca, el tracto intestinal y la vagina, y afectar también la piel y otras membranas mucosas. Si el sistema inmunológico se encuentra funcionando de manera óptima, este tipo de infección por levaduras raramente llega a ser grave. Sin embargo, si no está funcionando adecuadamente, la infección por candida puede migrar a otras áreas del cuerpo, incluyendo la sangre y las membranas alrededor del corazón o el cerebro.(1)

La candida es un hongo que, en niveles adecuados, ayuda a la absorción de nutrientes y a la digestión. Sin embargo, cuando se perturba el equilibrio natural del pH del cuerpo, puede crecer fuera de control y crear un problema sistémico que se manifiesta con los típicos síntomas. Si no se controla, en el tracto digestivo rompe las paredes del revestimiento intestinal y penetra en el torrente sanguíneo. Esto libera toxinas del sistema y termina causando el síndrome del intestino permeable.

De esta forma, tener una buena cantidad de bacterias beneficiosas en el organismo, junto con un sistema inmune que funcione correctamente, son dos factores esenciales para combatir esta rebelde infección.

¿Qué causa la candidiasis?

Hay muchas posibles causas para su desarrollo incluyendo una dieta alta en azúcar, carbohidratos refinados y alcohol que facilitan el crecimiento de estas levaduras. Además, existen otras potenciales causas tales como:

1. Antibióticos de amplio espectro

El problema con los antibióticos y con el abuso de ellos, es que no solo matan las bacterias malas, sino también las buenas.

Las bacterias beneficiosas son responsables de la buena digestión y de mantener a la candida bajo control. Un tratamiento de antibióticos prolongado o reiterativo puede hacer de tu cuerpo un caldo de cultivo para la candida.

2. Pastillas anticonceptivas

A diferencia de los antibióticos, las pastillas anticonceptivas en sí mismas no causan candidiasis. Sin embargo, cuando una mujer tiene una alimentación alta en azúcares refinados y ha tomado antibióticos, entonces los anticonceptivos pueden afectar negativamente su cuerpo, dando lugar a una infección por candida.

3. Corticosteroides orales

Las personas que tratan su asma con inhaladores de corticosteroides tienen un mayor riesgo de desarrollar cándida en la boca, lo que puede llevar a un crecimiento sistémico de candida. (2)

4. Tratamientos para el cáncer

La quimioterapia y la radiación que se usa para matar células cancerosas y tumores también eliminan a las bacterias beneficiosas que combaten naturalmente la candida.(3)

5. Diabetes

En una persona con diabetes tipo 1 o 2, los niveles de azúcar en la boca y otras membranas mucosas suelen estar más elevados que en un individuo sin diabetes. Dado que la candida es un tipo de levadura que se alimenta con azúcar, es esperable que los diabéticos tengan un riesgo mayor de desarrollar candidiasis.

6. Sistema inmunitario debilitado

Cualquier individuo con un sistema inmunológico debilitado está más propenso a desarrollar candidiasis; esto incluye a personas con enfermedades inflamatorias y autoinmunes.(4)

Síntomas de candidiasis

La infección por candida puede ser difícil de diagnosticar puesto que se presenta de diferentes formas en diferentes personas. Sin embargo, además de ardor y picazón vaginal, placas blancas en lengua y garganta, mal aliento, dolor articular y pérdida del interés sexual, puede presentarse con otros síntomas como:

  1. Fatiga crónica: Muchos expertos creen que la candidiasis podría aumentar el riesgo de padecer esta condición.
  2. Trastornos del estado de ánimo: Las personas con candidiasis pueden experimentar marcadas fluctuaciones de ánimo, ansiedad, irritabilidad, depresión e, incluso, ataques de pánico.
  3. Frecuentes infecciones vaginales o del tracto urinario: En estos casos la candidiasis puede ser la causa de raíz.
  4. Malestares intestinales: Flatulencia persistente, eructos, hinchazón, estreñimiento o diarrea y calambres estomacales pueden ser todos causados ​​por una falta de bacterias beneficiosas en el tracto digestivo. Cuando la levadura invade los intestinos, las bacterias sanas se ven sobrepasadas y no pueden combatir la infección. Muchas personas experimentan un marcado alivio de sus problemas intestinales crónicos al tratar eficazmente una infección por candida.
  5. Lagunas mentales: La candidiasis puede causar falta de concentración, coordinación física deficiente y mala memoria.
  6. Infecciones en piel y uñas: El pie de atleta y los hongos en las uñas de los pies son infecciones comunes por levadura, que provienen de la misma especie de candida. Si son recurrentes pueden ser señal de una infección sistémica por levaduras.
  7.  Desequilibrio hormonal: La infección por candida puede causar menopausia temprana, síndrome premenstrual, bajo deseo sexual, migrañas, endometriosis, retención de líquido, cambios de humor y una incapacidad para bajar de peso. Uno de los subproductos de la candida es capaz de imitar el estrógeno, lo que puede conducir a un grave desequilibrio hormonal.(8)

 Tratamiento natural

Etapa 1

Limpieza de candida

Esta limpieza ayuda a eliminar el exceso de candida a través del “lavado” del tracto digestivo y de la introducción de agentes que combaten la candida, presentes en verduras fermentadas y kéfir (yogur de pajaritos).

-Paso uno: Limpieza de candida solo con líquido (Duración 1-2 días)

Prepara un caldo de verduras con cebollas, ajo, apio, repollo rizado y sal de mar. Deja cocer a fuego lento, cuela y refrigera el caldo. Durante todo el día de limpieza bebe el caldo caliente, junto con mucha agua pura para ayudar a tu cuerpo a expulsar todas las toxinas. Esta limpieza puede repetirse según sea necesario cada pocas semanas.

Paso dos: Vegetales al vapor (Duración 3-5 días)

Durante 3 a 5 días elimina de tu dieta los granos, los azúcares, las frutas, los almidones, el alcohol y los productos lácteos sin fermentar.

Come principalmente vegetales frescos preparados al vapor. En esta etapa de limpieza no incluyas ninguna hortaliza con almidón como zanahorias, rábanos, betarragas, papas y zapallo camote, puesto que pueden contribuir a aumentar los niveles de azúcar y alimentar a la candida. Continúa bebiendo mucha agua pura, un mínimo de 2 litros por día.

Una vez al día puedes comer ensaladas con verduras de hoja verde, aderezadas con un poco de aceite de coco y vinagre de manzana (o jugo de limón).

Etapa 2

Dieta para eliminar la candidiasis

Esta dieta ayuda a proporcionar bacterias beneficiosas, regular el apetito y reducir tus ansias de carbohidratos refinados y azúcares.

El primer paso es reforzar tu sistema inmunológico eliminando el azúcar, el alcohol y los carbohidratos refinados. Estas sustancias contribuyen al crecimiento de candida.

El segundo paso es reemplazar estos alimentos con verduras orgánicas. De acuerdo con la medicina tradicional china, los vegetales con almidón cálidos apoyan el bazo y ayudan a eliminar la candida del organismo. Si bien no se recomienda su consumo en la etapa de limpieza, sí se pueden incluir en la etapa de dieta. Algunos de ellos son zanahoria, zapallo camote, calabaza, arvejas, habas, lentejas y poroto mung. Estos vegetales deberían ser las principales fuentes de carbohidratos que satisfagan tus ansias por dulces.

Como granos, puedes incluir quínoa, cebada, amaranto y un almidón como el maíz para ayudar a secar el intestino demasiado húmedo, pero restríngete a una sola porción al día.

Como con cualquier alimento, sin embargo, cuando tienes candida siempre es importante que vigiles cómo te sientes después de consumir una comida. Aquellas personas que sufren malestar estomacal después de comer cualquier tipo de almidón, por ejemplo, deben evitar los vegetales amiláceos como el maíz, las arvejas, la calabaza o la zanahoria. En su lugar, deben comer verduras no almidonadas como lechuga, espárragos, brócoli, coliflor, pepino, espinacas, champiñones, cebollas, pimientos y tomates.

También es importante que mantengas muy bajo el consumo de todo tipo de dulce, incluyendo los naturales.

Agrega productos lácteos fermentados como el kéfir (yogur de pajaritos) puesto que son alimentos probióticos que pueden matar eficientemente la candida en el organismo.

El jugo de arándano sin azúcar, por su parte, crea un ambiente ácido que dificulta el desarrollo de este hongo.

Las verduras fermentadas contienen microflora que ayuda a proteger los intestinos. Su consumo regular puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo sea menos hospitalario para la candida. Comienza con una media taza por día de chucrut, kimchi u otras verduras fermentadas como parte de este nuevo plan de alimentación.

Etapa 3

Suplementos, aceite de coco y aceites esenciales

1. El aceite de coco puede combatir eficazmente la candida debido a sus propiedades antimicrobianas.(9) La combinación de ácido láurico y ácido caprílico presente en el aceite de coco, mata la candida dañina por medio del consumo interno y de la aplicación tópica.

2. El cardo mariano ayuda a limpiar el hígado de medicamentos (esteroides, anticonceptivos, antibióticos, etc.), de la contaminación ambiental, los metales pesados ​​y de los remanentes de la quimioterapia y la radiación.

El cardo mariano junto con la dieta para la candida pueden ayudar a que tu cuerpo se recupere, y crea un ambiente donde la candida no puede prosperar.

3. La vitamina C ayuda a fortalecer las glándulas adrenales y a restablecer tu sistema inmune. La recomendación general es de 1 gramo dos veces al día.

4. El aceite de clavo de olor, de orégano y de mirra ayudan a matar una variedad de parásitos y hongos, incluyendo la candida. El aceite de lavanda también inhibe el crecimiento de estas levaduras y es eficaz en la prevención de la propagación de la infección.(10)

Si durante la etapa de limpieza agregas un par de gotas de aceite de clavo o de lavanda, mezcladas con aceite de coco, puedes eliminar la candida de manera más eficiente. Debido a que estos aceites esenciales son muy potentes, solo deben tomarse internamente por un máximo de 10 días seguidos.

Para la candidiasis oral, usa tres gotas de aceite de clavo de olor con una cucharada de aceite de coco y mantén en tu boca unos 20 minutos.

Síntomas que puedes experimentar con la eliminación de la candida

Cuando se mata rápidamente a la candida, se crea una reacción metabólica que libera más de 70 toxinas diferentes en tu cuerpo, pudiendo dar lugar a los siguientes síntomas: fatiga; dolor de cabeza; sudoraciones y fiebre; infecciones de los senos nasales; trastornos intestinales como gases, estreñimiento o náuseas; mareos; síntomas similares a la gripe, y otros.

Si sientes algunos de estos síntomas ¡alégrate! Se irán en 10 días y demuestran que te estás deshaciendo de la candida. Al cabo de un par de semanas notarás un aumento en la energía y en la concentración, así como un alivio de los otros síntomas que has estado experimentando.

Una vez que hayas superado la candidiasis, es importante que sigas alimentándote bien para prevenir una re-infección. Lleva una dieta alta en proteínas y vegetales ricos en fibra, kéfir y vegetales fermentados, y limita los granos, las frutas, el azúcar y el alcohol.

Artículo completo y referencias disponibles en:

https://draxe.com/candida-symptoms/

(Originalmente publicado en la edición 152 de El Guardián de la Salud, en su versión impresa)