7 suplementos para combatir la inflamación

La inflamación puede ocurrir en respuesta a un trauma, enfermedad o estrés. Sin embargo, también puede ser causada por alimentos y hábitos de estilo de vida poco saludables. Los alimentos antiinflamatorios, el ejercicio, el sueño reparador y el manejo del estrés pueden ayudar, a lo que se suma también el consumo de ciertos suplementos efectivos:

La inflamación puede ocurrir en respuesta a un trauma, enfermedad... seguir leyendo

La inflamación puede ocurrir en respuesta a un trauma, enfermedad o estrés. Sin embargo, también puede ser causada por alimentos y hábitos de estilo de vida poco saludables. Los alimentos antiinflamatorios, el ejercicio, el sueño reparador y el manejo del estrés pueden ayudar, a lo que se suma también el consumo de ciertos suplementos efectivos:

1.-Vitamina C

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble y antioxidante que es esencial para la biosíntesis de proteínas colágenas, carnitina, neurotransmisores y péptidos neuroendocrinos, y el control de la angiogénesis (formación de vasos sanguíneos nuevos). Varias líneas de evidencia experimental y epidemiológica sugieren que la vitamina C es un poderoso antioxidante en sistemas biológicos. Se le han atribuido beneficios saludables tales como el efecto antiaterogénico (combate la formación de ateromas o depósitos de grasa), anticancerígeno, inmunorregulador, antiinflamatorio y neuroprotector. La vitamina C previene la oxidación biológica y disminuye la inflamación, ya que ayuda a eliminar los desechos metabólicos y la retención de líquido, fortaleciendo las estructuras de colágeno.

 

2.-Vitamina E, Tocotrienoles y Tocoferoles

Los tocotrienoles y tocoferoles son los compuestos que completan la vitamina E. Actúan protegiendo las membranas celulares, lo que evita la inflamación a escala de los tejidos. La mejor forma disponible de vitamina E se encuentra en el aceite de germen de trigo procesado en frío.

 

3.-Aceite de pescado

Los suplementos de aceite de pescado contienen ácidos grasos omega 3, que son vitales para una buena salud. Pueden disminuir la inflamación asociada con la diabetes, las enfermedades cardíacas, el cáncer y muchas otras condiciones.

Los tipos de omega 3 especialmente beneficiosos son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

El DHA en particular ha mostrado tener efectos antiinflamatorios que reducen los niveles de citoquinas y promueven la salud intestinal.

También puede bajar la inflamación y el daño muscular que se produce después del ejercicio.

A la hora de buscar un suplemento de aceite de pescado, asegúrese de que sea libre de metales pesados como mercurio, plomo y arsénico.

4.-Curcumina

Es un componente de la especia cúrcuma y aporta varios sorprendentes beneficios para la salud.

Puede disminuir la inflamación en diabetes, enfermedades cardíacas, enfermedad intestinal inflamatoria y cáncer, por nombrar algunas.

También parece ser muy beneficiosa para reducir la inflamación y mejorar los síntomas de la artrosis y la artritis reumatoide.

Una prueba controlada aleatoria arrojó como resultado que las personas con síndrome metabólico que tomaron curcumina registraron una reducción significativa en los niveles de marcadores inflamatorios CRP y MDA, comparados con aquellos que recibieron un placebo.(1)

En otro estudio, a un grupo de 80 personas con tumores cancerosos se les dio 150 mg de curcumina y la mayoría de sus marcadores de inflamación disminuyeron mucho más que aquellos en el grupo de control. Su calidad de vida también mejoró considerablemente.(2)

La curcumina no se absorbe muy bien cuando se toma sola, pero su absorción se puede aumentar hasta en un 2.000% cuando se toma con piperina, presente en la pimienta negra.

5.-Jengibre

Es popular para tratar la indigestión y las náuseas, incluyendo las náuseas matutinas.

Dos componentes del jengibre, el gingerol y la zingerona, pueden reducir la inflamación vinculada a la colitis, el daño renal, la diabetes y el cáncer mamario.

También hay evidencia que sugiere que los suplementos de jengibre pueden disminuir la inflamación y el dolor muscular después del ejercicio.

 

6.-Resveratrol

Es un antioxidante presente en las uvas, los arándanos y otras frutas color púrpura (maqui, cereza, mora y ciruela). También se encuentra en el vino tinto y el maní.

Los suplementos de resveratrol pueden reducir la inflamación en personas con enfermedades cardíacas, resistencia a la insulina, gastritis, colitis ulcerosa y otras condiciones.

En un estudio hecho con personas obesas, los suplementos de resveratrol ayudaron a bajar sus marcadores de inflamación, triglicéridos y azúcar

sanguínea.(3)

El resveratrol en el vino tinto también puede aportar beneficios para salud, pero la cantidad que contiene no es muy elevada. Tiene menos de

13 mg de resveratrol por litro, pero la mayoría de los estudios que investigaron los beneficios saludables de este antioxidante usaron 150 mg o más por día. Esto equivaldría a beber al menos 11 litros de vino tinto al día, lo que definitivamente no es razonable.

7.-Spirulina

Es un tipo de alga verde-azul con fuertes efectos antioxidantes.

Los estudios han demostrado que reduce la inflamación y puede fortalecer el sistema inmune.

Si bien la mayoría de la investigación hasta la fecha se ha hecho en animales, estudios con hombres y mujeres de la tercera edad han mostrado que puede mejorar los marcadores de inflamación, la anemia y la función inmunológica.

Cuando a las personas con diabetes se les dio 8 gramos de spirulina al día durante 12 semanas, sus niveles de marcadores de inflamación MDA disminuyeron, a la vez que aumentaron sus niveles de adiponectina, una hormona involucrada en la regulación del azúcar en la sangre y el metabolismo de las grasas.(4)

 

Referencias:

(1) www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25618800

(2) www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24648302

(3) www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22055504

(4) www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20016733

 

Fuentes:

https://authoritynutrition.com

http://med.javeriana.edu.co/publi/vniversitas/serial/v47n4/4%20Biolog%EDa%20de%20vitamina%20C.pdf

 

Dr. Nicholas Perricone, número uno en la lista de best sellers del New York Times