11 remedios caseros para aliviar los cólicos menstruales

La menstruación es parte natural de la vida de una mujer, pero los cólicos menstruales son un problema muy molesto para muchas. Si bien estos dolores rara vez son causa de preocupación, si son muy fuertes pueden interferir en las actividades normales.

La menstruación es parte natural de la vida de una... seguir leyendo

Por Carolina Pérez

La menstruación es parte natural de la vida de una mujer, pero los cólicos menstruales son un problema muy molesto para muchas. Si bien estos dolores rara vez son causa de preocupación, si son muy fuertes pueden interferir en las actividades normales.

Los cólicos menstruales se producen por una sustancia llamada prostaglandina, que causa que los músculos del útero se contraigan durante la menstruación.

El cólico puede provocar un dolor sordo o punzante en la parte baja del abdomen, que puede irradiarse hacia la espalda baja y los muslos, y generalmente se pasan después de los primeros dos a tres días del período. Algunas mujeres sienten estos dolores justo antes de la llegada de su ciclo.

Existen algunos factores que pueden aumentar las probabilidades de sufrir cólicos menstruales, tales como alcanzar la pubertad a una edad temprana, tener sangramiento abundante durante la regla y tener hábitos poco saludables como ser sedentaria, fumar, consumir mucho alcohol y usar drogas ilegales.

Por otra parte, en algunas mujeres la llegada de un bebé hace que sus cólicos se reduzcan o desaparezcan por completo.

Para aliviar el dolor y la incomodidad, existen varios medicamentos de venta libre. Sin embargo, también hay unos remedios caseros simples y naturales que son igualmente efectivos y alivian los síntomas de manera rápida, o incluso pueden evitar que aparezcan.

1. Calor

Aplicar calor en la parte baja del abdomen es la forma más fácil de mantener los cólicos menstruales bajo control. El calor ayuda a relajar los músculos que se contraen en el útero.

Pon una almohadilla eléctrica en la parte baja de tu abdomen y en la espalda baja. Incluso puedes usar una botella de plástico llena de agua tibia/caliente. Aplica el calor hasta que te sientas más aliviada. Otra opción es mojar una toalla, estrujar el exceso de agua y calentarla en el microondas por un minuto. La pones en la zona y la dejas hasta que se enfríe. Repite esto cada cinco minutos hasta que el dolor se alivie. También puedes darte un baño caliente para aliviar el dolor y relajarte.

2. Jengibre

Esta maravillosa raíz tiene un papel clave en bajar los niveles de las prostaglandinas que causan dolor. También ayuda a combatir la fatiga asociada con el síndrome premenstrual y a regular los períodos irregulares.

Pon a hervir en una taza de agua un trozo pequeño de jengibre rallado por cinco minutos. Cuela y agrégale un poco de miel y jugo de limón. Bebe este té tres veces al día durante tu ciclo menstrual. También puedes agregar jengibre rallado a tus alimentos mientras los cocinas, aunque con mesura porque el sabor puede resultar un poco fuerte.

3. Albahaca

Otro remedio muy efectivo para aliviar los cólicos, gracias a su contenido de ácido cafeico con propiedades analgésicas.

Agrega una cucharada de hojas de albahaca a una taza de agua recién hervida. Tapa y deja entibiar. Bebe cada dos o tres horas para aliviar los cólicos. Como alternativa, puedes machacar un puñado de hojas de albahaca para extraer su jugo. Agrega dos cucharaditas de este jugo a una taza de agua tibia. Toma esto tres veces al día mientras tengas dolor. También puedes triturar unas hojas frescas y mezclarlas con las ensaladas.

4. Canela

Tiene propiedades antiespasmódicas, anticoagulantes y antiinflamatorias que pueden aliviar el dolor menstrual. Además, la canela es una excelente fuente de fibra dietaria, calcio, hierro y manganeso.

Prepara un té agregando ¼ cucharadita de canela en polvo a una taza de agua caliente. Deja reposar por 5 minutos, agrega un poco de miel y luego bebe lentamente. Toma de dos a tres tazas de té de canela uno a dos días antes de que empiece tu período para prevenir los cólicos. También puedes agregar media cucharadita de canela en polvo y una cucharada de miel a un vaso de agua tibia. Bebe tres veces al día durante el primer día de tu período para aliviar el dolor.

5. Semillas de hinojo

Sus propiedades antiespasmódicas, fitoestrogénicas y antiinflamatorias pueden ayudar a relajar los músculos en el útero, lo que a su vez alivia los cólicos y la incomodidad.

Pon una cucharadita de semillas de hinojo en una taza de agua hirviendo y deja a fuego bajo por 5 minutos. Cuela, agrega una cucharadita de miel y mezcla bien. Bebe este té herbal dos veces al día, comenzando tres días antes de la fecha de inicio de tu ciclo. Continúa bebiéndolo cada vez que sientas dolor. Tómalo caliente para mejores resultados.

6. Melaza negra

Es rica en calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso, vitamina B6 y selenio. Ayuda a reducir los coágulos de sangre y a aliviar los músculos de las paredes uterinas. Esto, a su vez, reduce los cólicos durante la menstruación.

Agrega una a dos cucharaditas de melaza negra a una taza de leche tibia. Bebe tan pronto empieces a sentir los cólicos y continúa tomando tanto como necesites.

7. Té de manzanilla

Tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas que ayudan a relajar el útero y a aliviar las contracciones espasmódicas que causan dolor durante la menstruación.

Pon una bolsita de té de manzanilla o una cucharada de hojas secas en una taza y agrega agua recién hervida. Deja reposar tapado unos 10 minutos, cuela, agrega jugo de limón (optativo) y una cucharadita de miel. Bebe al menos dos tazas de té de manzanilla al día durante la semana previa a tu período.

8. Perejil

Contiene dos compuestos, apiol y miristicina, que son muy efectivos estimulando el proceso menstrual y aliviando los cólicos. Además, ayuda a normalizar los ciclos irregulares. Pon un puñado de perejil fresco en una taza y agrega agua hirviendo. Deja reposar por cinco minutos. Cuela y bebe el té de inmediato. Tómalo unas dos veces al día durante tu período para minimizar el dolor.

9. Semillas de linaza

Es excelente para reducir la intensidad de los cólicos menstruales. Los ácidos grasos esenciales presentes en la linaza ayudan a estabilizar la producción de progesterona. Además, la linaza puede mejorar la función uterina y ayudar a tratar los problemas de fertilidad.

Cuando sufras cólicos menstruales, consume una a dos cucharadas de semillas de linaza al día. Puedes triturarlas y esparcirlas en las ensaladas, mezclarlas con yogurt o agregarlas a un batido.

10. Papaya

Es un potente antiinflamatorio, muy útil para tratar cólicos menstruales. También tiene nutrientes como caroteno, hierro, calcio y vitaminas A y C, que ayudan a aliviar las paredes uterinas y calmar las contracciones musculares. Justo antes y durante tu período incluye papaya en tu dieta para minimizar o eliminar el dolor.

11. Vitamina C

Ayuda a reducir la cantidad de progesterona en el útero, permitiendo que el recubrimiento de éste se desprenda más rápido, lo que facilita la remoción de toxinas sin dolor.

Además, la vitamina C ayuda a que tu cuerpo absorba hierro y fortalece los vasos sanguíneos.

Es importante que aumentes tu ingesta de vitamina C durante todo el mes, pero en especial, en los días de tu período. Incluye en tu dieta alimentos ricos en vitamina C tales como pimiento morrón, verduras de hoja verde, fruta cítrica, kiwi, brócoli, berries, tomate y papayas.

También puedes tomar vitamina C como suplemento. Sólo asegúrate de consumir una vitamina C pura, sin colorantes ni endulzantes. La recomendación estándar es entre 1 a 2 gramos al día, principalmente durante tu período. 

Junto con estos remedios, también puedes hacer pilates y ejercicios cardiovasculares –en la medida de lo que el dolor te permita– para ayudar a reducir los cólicos menstruales. Y no te olvides de beber mucha agua. Ahora, si a pesar de tomar estas medidas experimentas cólicos menstruales muy agudos y en forma regular, es mejor que consultes con tu profesional de salud.

Fuentes:

-www.top10homeremedies.com

-http://dashofwellness.com