10 Remedios naturales para sanar aftas

Las aftas son úlceras que ocurren dentro de la boca o en las encías. Aunque pueden ser dolorosas y dificultar el hablar o comer, generalmente no son graves. De hecho, suelen sanarse por sí solas en una o dos semanas.

Se desconoce específicamente qué causa la aparición de las aftas, aunque se han identificado algunos factores que contribuyen, tales como carencias nutricionales, estrés, cambios hormonales, infecciones bacterianas, enfermedad inflamatoria intestinal, reacciones inmunes, entre otros.

A continuación, le presentamos los mejores remedios caseros que pueden acelerar el proceso de curación de las aftas y aliviar el dolor que estas causan:

1. Enjuague bucal con agua salada

Si bien el contacto del afta con el agua salada es un poco doloroso, la sal puede ayudar a secar las aftas.

Uso:

  1. Disuelva 1 cucharadita de sal en 1/2 taza de agua tibia.
  2. Agite esta solución en su boca por 15 a 30 segundos, luego escúpala.
  3. Repita cada pocas horas según sea necesario.

2. Enjuague bucal con bicarbonato de sodio

El bicarbonato restablece el equilibrio del pH y reduce la inflamación, lo que ayuda a curar las aftas.

Uso:

  1. Disuelva 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 1/2 taza de agua.
  2. Agite esta solución en su boca por 15 a 30 segundos, luego escúpala.
  3. Repita cada pocas horas según sea necesario.

3. Miel

Con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, la miel es efectiva para reducir el dolor, el tamaño y el enrojecimiento de las aftas. También puede ayudar a prevenir una infección secundaria.

Aplique un poquito de miel sobre el afta unas cuatro veces al día.

No toda la miel es igual. La mayoría de la miel que se encuentra en los supermercados se pasteuriza a altas temperaturas, lo que destruye gran parte de sus nutrientes. La miel natural, en cambio, conserva sus propiedades curativas.

4. Aceite de coco

Tiene propiedades antimicrobianas que pueden curar las aftas causadas por bacterias y evitar que se propaguen. También es un antiinflamatorio natural y puede ayudar a reducir el enrojecimiento y el dolor.

Aplique generosamente aceite de coco sobre la herida, y repita varias veces al día hasta que el afta desaparezca.

5. Agua oxigenada

Promueve la curación de las aftas al limpiar la herida y reducir las bacterias en la boca.

Uso:

  1. Diluya agua oxigenada al 3% en partes iguales de agua.
  2. Sumerja un hisopo de algodón en el líquido.
  3. Aplique directamente sobre el afta varias veces al día.

También puede usar la mezcla como enjuague bucal. Agite vigorosamente en su boca por alrededor de un minuto, y luego escúpalo.

6. Leche de magnesia

Contiene hidróxido de magnesio. Es un neutralizador de ácido y un laxante. Usado por vía oral, puede cambiar el pH de la boca para que el afta no avance. También recubre la llaga ayudando a prevenir la irritación y aliviando el dolor.

Uso:

  1. Aplique una pequeña cantidad de leche de magnesia directo sobre el afta.
  2. Deje reposar durante varios segundos, luego enjuague.
  3. Repita hasta tres veces al día.

7. Compresa de manzanilla

La manzanilla se usa como un remedio natural para curar heridas y aliviar el dolor, porque tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas.

Uso:

Como compresa, aplique una bolsita de té de manzanilla húmeda sobre el afta, y déjela actuar durante unos minutos. También puede hacerse enjuagues bucales con té de manzanilla recién hecho. Repita de tres a cuatro veces al día.

8. Enjuague bucal de vinagre de sidra de manzana (ACV)

Este tipo de vinagre se promociona como una cura para casi todo, incluidas las aftas. Se cree que el ácido en el ACV ayuda a matar las bacterias que irritan la llaga. No obstante, y debido a que los alimentos ácidos pueden causar o empeorar las aftas en algunas personas, úselo con precaución.

Uso:

  1. Ponga 1 cucharadita de ACV en 1 taza de agua.
  2. Mueva esta mezcla alrededor de su boca por 30 segundos a 1 minuto.
  3. Escúpalo y enjuague con agua pura.
  4. Repita una vez al día.

También podría aplicar ACV directamente sobre el afta con un hisopo de algodón. Si bien hacer esto puede disminuir el tiempo de cicatrización en algunas personas, a otras podría causarles dolor e irritación adicional.

9. Suplemento de zinc

Si su sistema inmune está débil, las aftas pueden prosperar. El zinc es un mineral que aumenta la inmunidad, por lo que en este caso se recomienda su consumo a diario para ayudar al sistema inmunológico a combatir las bacterias que causan las aftas. Y si la llaga ya se ha formado, entonces el zinc ayuda disminuir el tiempo de curación.

Los suplementos de zinc están disponibles en pastillas, en farmacias o tiendas naturales. Para su ingesta, siga las recomendaciones del fabricante.

10. Complejo de vitaminas B, en especial, B12

No está claro exactamente cómo la vitamina B12 cura las aftas; sin embargo, sí se sabe que las personas que tienen deficiencia en esta vitamina, son más propensas a tener aftas.

Según un estudio realizado en 2017(1), los participantes que tomaron 1.000 microgramos de vitamina B12 al día, tuvieron menos brotes de aftas, menos llagas en general y menos dolor que los que tomaron un placebo.

Otras vitaminas B también pueden ayudar. Un suplemento de complejo de vitaminas B contiene las ocho vitaminas B, incluida la B12.

Referencia: (1) http://www.jabfm.org/content/22/1/9

Fuente: www.healthline.com

Encuentra este artículo en la Edición Nº 173 de El Guardián de la Salud Digital AQUÍ